¿Eres un friki o un creativo?

Si alguien busca la definición de Creatividad, de Creativo o de Innovación en el diccionario siempre termina en el mismo sitio:

Definición creativo

Esta pobre definición, bajo mi punto de vista, es lo que nos lleva a pensar que cualquier persona que invente algo o que haga algo original es una persona creativa.

Sin embargo, seguro que en más de una ocasión habrás visto a alguien hacer algo fuera de lo común y habrás pensado: ¡¡será friki el tío este!! Cuando eso ocurre la palabra “creativo” es la última que se te pasa por la cabeza.

Luego… cuando haces algo original ¿eres un friki o un creativo?

Friki zone

La única forma de diferenciarse de los demás es haciendo algo distinto a ellos. Y en el mundo de las presentaciones ocurre lo mismo.

Si alguna vez has acudido a alguno de esos eventos en los que se encadenan 4, 5, 8 o más presentaciones, te habrás dado cuenta que la gran mayoría de ellas tienen mucho en común. Un ponente que se planta delante de su audiencia y que con la ayuda de unas diapositivas suelta su discurso con mayor o menor fortuna o acierto.

Sin embargo, si alguna vez, en uno de estos eventos, has tenido la suerte de que te tocara un presentador que hizo algo especial, no sólo disfrutas más de su presentación sino que además lo recuerdas durante mucho tiempo.

Pero no todo lo que es original y diferente puede considerarse creativo.

Aporta valor a tu presentación

Cuando estés planteándote utilizar tu creatividad en tu presentación, hazlo desde la siguiente premisa:

Las ideas originales son aquellas que se diferencian del resto de ideas tradicionales. Las ideas creativas son aquellas ideas originales que aportan valor.

Aquellas ocurrencias surrealistas que son claramente diferenciadoras pero que no aportan absolutamente nada son las que te convierten en un friki.

Te pongo dos ejemplos musicales.

El primero es la actuación del joven Brian Dragon en el concurso televisivo Britain’s Got Talent.

No se puede negar que interpretar el himno nacional con la nariz es original. Sin embargo no aporta absolutamente nada, ya que ni el resultado es bueno, ni es divertido, y lo único que te permite es burlarte del pobre chico mientras le dices a tus compañeros: “¿habéis visto lo que hace este friki?”

En el otro extremo tenemos al grupo Walk of the Earth y su video Royals.

Este quinteto canadiense no sólo hacen buena música, con una interpretación brillante, sino que toda la coreografía es espectacularmente original y diferente y altamente entretenida. Y ese es el valor que aporta. No sólo se trata de escuchar la música sino también de poder verla. Eso sí es creatividad. Y a juzgar por el número de visitas de sus videos, creatividad con muy buen resultado.

No cambies calidad por creatividad

Lo que hace grande a grupos y gente como los Walk of the Earth, más allá de tener esas ideas tan geniales, es que no por ello, por ser creativos, renuncian a la calidad. La realización de este video está muy elaborada y planificada. Y se repite hasta la saciedad para conseguir que el resultado sea excelente. Os adjunto el “Cómo se hizo” del videoclip de Royals para que veáis el trabajo que se esconde detrás para que todo salga tan milimetrado.

La gente gente que viene a escucharte quiere, en primer lugar, que tu presentación valga la pena. Y para que eso sea así tienes que trabajarla a conciencia y asegurar la calidad de la misma. Y sólo cuando reciben la calidad que esperaban, se muestran receptivos a ser sorprendidos.

Intentar hacer algo original no te exime de tu obligación de hacer una buena presentación. Creatividad sin mensaje es estéril. Creatividad sin estructura es confuso. Creatividad sin un objetivo claro es inútil. En una presentación la creatividad es un extra que puedes permitirte cuando ya has hecho todo lo que tenías que hacer para asegurar la calidad de la misma.

Una cosa es que la creatividad implique cierto riesgo de que las cosas salgan mal por el hecho de ser novedosas y la otra es que el riesgo venga dado por no haber preparado a conciencia la presentación al haber dedicado todos tus esfuerzos a hacer algo diferente.

En una presentación, la sorpresa sin valor añadido ni calidad es para los frikis.

¿Has intentado ser creativo alguna vez al presentar? ¿Te quedaste más cerca de lo friki o de lo creativo? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo desvelaremos el secreto para improvisar que sirve también para cuando no improvisas. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *