Una fórmula matemática para simplificar tus presentaciones

Hablar sobre una empresa, sobre un proyecto, un producto o servicio acostumbra a ser muy largo.

¡¡¡Hay tantas cosas que explicar!!!

Quiénes somos, qué ofrecemos, cómo lo hacemos… la lista es larga y en cada punto la tentación de entrar en detalle es muy fuerte.

Y el peligro de resultar aburrido y perder la atención del público muy grande.

He aquí el dilema: queremos contarlo todo pero sabemos que debemos ser breves. ¿Cómo?

¿Cómo podemos simplificar nuestras presentaciones sin demasiada dificultad?

simplificar

Foto obtenida en pixabay.com

 

El factor común

Supongo que por poco que fueras a clases de matemáticas conoces lo que es el factor común y cómo se utiliza a la hora de simplificar fracciones, igualdades, etc…

Cuando los dos lados de una desigualdad están multiplicados por el mismo factor, éste puede ser eliminado simplificándola.

a·(b+c) > a·(d+e)  →   b+c > d+e

Por lo tanto, lo primero es buscar qué elementos hay en común en ambas partes.

Cuando se quiere hablar sobre una empresa, un proyecto, servicio o producto, se crea una desigualdad en la que en un lado está lo nuestro y en el otro lo de nuestra competencia.

El objetivo final es demostrar en qué se diferencia lo tuyo de lo de los demás.

La tentación de explicarlo todo

Como decíamos al principio, es lógico que, ya que se le ha dedicado tantas horas a trabajar en nuestra empresa o en nuestro proyecto, uno sienta la necesidad de contarlo todo. Por un lado por el cariño que se le coge a algo en lo que se ha invertido tanto tiempo y en lo que hay puestas tantas esperanzas. Y por el otro lado por la falsa creencia de que si no cuentas muchas cosas la gente lo va a percibir como que el proyecto no es lo bastante bueno.

El caso es que en la mayor parte de las presentaciones de este tipo, uno no ahorra en detalles para describir de pe a pa todo cuanto considera necesario.

Saca el factor común de tu presentación

Cuando lo contamos todo, explicamos muchas cosas que son iguales en ambas partes de la desigualdad. En otras palabras, hay muchas cosas que van a ser iguales también en nuestra competencia.

Si nuestra empresa es una consultoría y explicamos que lo primero que se hace es analizar la situación de partida para detectar los puntos de mejora y proponer soluciones, no estaremos diciendo nada que no puedan decir también nuestros competidores. Esa parte es común a todas las consultorías. Lo que igual sí va a diferenciarte es que tu análisis de la situación se haga utilizando una metodología concreta.

En otras palabras, esa parte que sirve tanto para ti como para la competencia, es el factor común. Y si está presente en ambos lados de la desigualdad, se puede simplificar.

Luego… la fórmula matemática para simplificar nuestras presentaciones de empresa, de proyectos, de productos o servicios, se podría escribir de la siguiente manera:

desigualdad

En resumen: cuando tengas que hacer una presentación de tu empresa, de tu proyecto o de tus productos o servicios, limítate a explicar sólo aquello que te diferencia de tu competencia y olvídate de todo aquello que tanto tú como los competidores hacéis igual.

¿Simplificas tus presentaciones? ¿Cómo lo haces? ¿Explicas sólo lo que te diferencia del resto? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo te mostraré 5 sitios donde encontrar refranes, provervios y citas célebres. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *