Los productos también cuentan historias

Escribo este artículo en casa, mientras espero a que vengan a traerme los muebles del recibidor.

Pasado el verano, encargamos unos muebles hechos a medida para el recibidor de casa que debían llegar sobre Noviembre. Sin embargo, una serie de incidencias y malentendidos han retrasado la entrega hasta Marzo.

Después de varias trifulcas y discusiones, el Sr. Juan, el vendedor concluyó el otro día diciendo que, a pesar de todo, tenía la conciencia tranquila porque el mueble había quedado precioso.

Pero pasó por alto un detalle muy importante…

Los productos también cuentan historias

los muebles hablan

Foto obtenida en www.misdescuentos.com

Presentaciones y publicidad

Muchas empresas invierten una gran cantidad de dinero en campañas de comunicación. A través de la publicidad y/o presentaciones en público, hacen llegar a los clientes potenciales sus mensajes.

Es indudable el valor que tienen ambas estrategias. Más cuando de una de ellas hablamos en este blog. Sin embargo, este tipo de comunicació externa no es la única forma de llegar e impactar a los posibles clientes.

En realidad, hay otro modo. Uno que no depende directamente de la empresa, aunque ésta puede hacer algo para incidir en él.

Sí, pero…

El mueble que me traerán quedó precioso. Lo fui a ver a la tienda y verdaderamente les quedó muy bien.

Estoy seguro de que más de uno, cuando venga a casa, va a hacer algún comentario al respecto. Y probablemente alguno pregunte de dónde es, quién lo ha hecho, o dónde lo hemos comprado.

Y cuando alguien diga “¡Qué bonito!”, estoy seguro que mi mujer le responderá con un “Sí, pero…” y acto seguido va a explicar los dolores de cabeza que nos dieron, y cómo el Sr. Juan nunca aceptó la posibilidad de haber cometido algún error, de cómo nos trató de mentirosos sin ningún tipo de pudor, de cómo nos alzó la voz, de cuánto agresivo se puso un día hasta el punto de tener que llevarme a mi mujer fuera de la tienda para que no llegara la sangre al río…

Y después de contar toda la historia, por bonito que sea el mueble, dudo que haya alguien que nos pida el contacto del Sr. Juan para ir a comprarle uno para su casa.

La historia asociada a un producto

Es evidente que los productos no cuentan historias, pero si las personas que los compran. Porque la compra de cualquier producto o la contratación de un servicio llevan asociadas una experiencia por parte del cliente.

Esa experiencia, que puede ser muy agradable, puede ser nefasta o ser totalmente indiferente, tiene tanto peso en el resultado final como la calidad o el precio. Y es una arma potente de comunicación para el vendedor, ya que los compradores van a contar siempre la historia asociada a aquel producto.

Cuando hablamos con los amigos de algo que hemos comprado no acostumbramos a repasar la especificación técnica del producto, sino que nos contamos cómo fue esa experiencia.

Por ejemplo, hace ya bastante, expliqué en un artículo sobre storytelling la historia de la compra de una catifa en Marruecos. Ese tipo de historias perduran en nuestra memoria incluso cuando la catifa hace tiempo que pasó a mejor vida.

Cuida la experiencia de compra de tus productos o servicios

Como decíamos al principio, aunque el propio acto de contar esas historias depende directamente de los compradores y no del vendedor, sí que éste puede hacer algo para incidir en las historias que serán contadas: Cuidar la experiencia de compra

Si consigues que tu producto o servicio vaya asociado a una experiencia de compra agradable, la historia que contarán tus clientes a los clientes potenciales (sus familiares y amigos) va a hablar bien de ti y probablemente te lleguen nuevos clientes recomendados.

Si, como el Sr. Juan, la experiencia es nefasta (a pesar de la calidad del producto), la historia que contarán tus clientes no va ayudarte en nada. Más bien lo contrario.

¿Cómo son las historias que tus productos cuentan sobre ti? ¿Y las que tu cuentas de los productos de otros? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *