Cómo ahorrarte el tiempo de buscar de nuevo algo que ya encontraste una vez

¿Dónde demonios leí yo algo sobre esto?

buscando entre papeles¿Te has hecho alguna vez esta pregunta cuando, al tener que preparar una presentación sobre un tema, te suena haber leído al respecto pero no serías capaz de decir ni qué ni dónde aunque te fuera la vida en ello?

Estamos constantemente expuestos a un bombardeo masivo de información. Ya sea consultando los blogs a los que estamos suscritos, revisando el timeline de nuestras redes sociales, navegando en youtube o simplemente realizando una búsqueda en Google, un montón de información llega a nosotros con distinta suerte: una gran cantidad de ella la despreciamos y sólo una pequeña parte merece nuestra atención.

Luego, unos meses más tarde (quizás años), nos piden que hagamos una presentación sobre un tema y nos viene a la memoria un artículo o un vídeo que una vez vimos no sabemos dónde que nos vendría al pelo. Pero… ¿dónde?

Intentar encontrarlo puede convertirse en una auténtica cruzada que nos va a robar un montón de tiempo. Y sin embargo acaba siendo lo que solemos hacer todos. Buscar de nuevo.

¿No hay ninguna solución para guardar la información en el momento en que la encontramos de modo que más adelante seamos capaces de encontrarla sin problemas?

Esta pregunta me la formuló hace mucho tiempo Fernando, un lector del blog, pero hasta este verano no he tenido tiempo para investigar el maravilloso mundo de los Marcadores sociales.

Hoy quiero hablarte de ellos, ya que creo que te pueden venir muy bien para optimizar el aprovechamiento de tus búsquedas en internet.

¿Qué son los marcadores sociales?

Se trata de aplicaciones web que te permiten marcar la información que vas encontrando al navegar por internet.

Cuando encuentras una página o un vídeo interesante, puedes “marcarlo” y archivarlo en tu Marcador clasificándolo con etiquetas que luego te permitirán realizar una búsqueda rápida.

De este modo, el día que tienes que hablar sobre un tema y necesitas material o recursos, sólo tienes que entrar en tu archivo y buscar la etiqueta que coincida con el tema que deseas. Automáticamente obtendrás toda la información que hayas ido recabando anteriormente sobre ello. Así de fácil y así de práctico.

¿Qué marcadores me aconsejas?

Después de estar informándome un poco sobre el tema de los marcadores y de haber probado alguno de ellos, mi elección se limita a dos opciones: Evernote y Diigo.

Evernote - Diigo

No te voy a hablar de cada uno de ellos por separado, sino que te contaré qué tienen en común que me gusta y en que se diferencian el uno del otro.

¿Por que debería fijarme en Evernote y Diigo?

Para empezar, ambos tienen extensiones para Chrome (que es el navegador que uso), lo cuál te permite hacer una navegación normal y con un sólo click, archivar esa información. En el momento de guardar la información puedes elegir los tags por los que quieres clasificarla, haciendo luego mucho más rápida su búsqueda.

Permiten hacer anotaciones o resaltar fragmentos que consideremos de especial interés dentro de la página. Eso puede ser útil para no tener que leer todo el documento nuevamente, o para señalar el intervalo de minutos de un vídeo que nos interesa.

En resumen.

Puedes estar navegando en internet sin ni siquiera saber que un días vas a tener que hablar sobre lo que estás leyendo, pero por el interés que te generó puedes marcarlo y etiquetarlo desde el mismo navegador en el que estás y recuperarlo cualquier otro día.

Este sistema no solo lo uso para preparar presentaciones. También me resulta muy útil para preparar los artículos del blog.

¿En que se diferencian Evernote y Diigo?

Hay dos diferencias importantes a mencionar que pueden decantar la elección hacia uno u otro en función de cuáles sean tus necesidades.

Evernote no tiene acceso directo a la biblioteca de notas desde la aplicación de Chrome (Evernote Web Clipper). Eso significa que cada vez que quieras realizar una búsqueda deberás abrir en la web tu cuenta de Evernote para poder explorar los recursos que tienes guardados. Por contra, desde la aplicación de Chrome de Diigo tienes acceso directo a tu biblioteca, siendo mucho más práctico.

Sin embargo, Diigo, tiene una limitación importante cuando queremos utilizarlo desde un dispositivo móvil. Concretamente, al usarlo en mi iPad, he observado que si estoy navegando por el navegador standard, no puedo archivar nada en Diigo. Para ello debo abrir la aplicación de Diigo, la cual dispone de un navegador propio.

Eso no es problema sí vamos a hacer una búsqueda deliberada para encontrar material de interés. Sin embargo, cuando llego de forma espontánea a un contendio interesante, acostumbro a hacerlo con el navegador convencional, de forma que debo copiar el enlace, irme a la aplicación de Diigo, y repetir la búsqueda. Poco práctico.

Evernote, por contra, sí permite archivar y guardar notas desde el navegador convencional del iPad, lo cuál resulta tremendamente útil.

Así que en función de lo mucho o poco que trabajes desde una tablet o un smartphone, puede que te convenga más una opción u otra.

Yo suelo buscar información desde mi PC, así que Diigo me funciona muy, muy bien.

¿Cómo guardas la información que encuentras en internet para poder usarla en ocasiones futuras? ¿Usas alguna otra herramienta distinta a los Marcadores Sociales? Gracias por compartir tu experiencia.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Comentarios

  1. dice

    Hola, Roger!

    Te agradezco este artículo, sobre todo porque yo soy de las que petan esa carpeta de la barra de marcadores que nunca se vacía llamada “para consultar próximamente”, jajaja!

    Hace un tiempo tuve descargado evernote, pero la verdad es que no le encontraba la utilidad. Lo usaba más como gestor de listas que como una aplicación para archivar información que podría servirme en el futuro.

    Lo que sí suelo hacer bastante es crear documentos de word con enlaces sobre temas en los que estoy interesada últimamente. Lo malo es que, claro, en ellos no puedo prever qué me va a resultar interesante en el futuro, con lo cual no soluciono realmente el problema del largo plazo.

    Voy a rescatar evernote. Ya te contaré.

    Un abrazo y gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *