La sonrisa: la clave para conseguir un público contento y predispuesto a escucharnos atentamente

smile

Foto de Matteo Martinello

Existen estudios científicos que demuestran la relación entre la atención y nuestro estado de ánimo, especialmente con los niveles de estrés.

Según estos estudios, la gente con menos estrés es capaz de estar atentos durante más rato que aquellos que están muy estresados. Y en general, estar de buen humor y sentirse bien también ayudan a estar atentos durante más tiempo.

Parece lógico pensar, en base a estos descubrimientos, que una de las claves para lograr que nuestro público atienda es conseguir hacer que se sientan bien, que estén contentos. No sirve de nada hacer una muy buena presentación si no somos capaces de mejorar el estado de ánimo de la audiencia para que sea más propensa a escucharnos atentamente.

Pero…

¿Podemos influir en el estado de ánimo de nuestra audiencia? ¿Qué podemos hacer para lograr que el público esté de buen humor y más atento?

La clave está en la sonrisa.

En esta TED talk, Ron Gutman, CEO y fundador de Interactive Health company HealthTap, hace un repaso de la bibliografía científica existente en torno a la sonrisa y su influencia en nuestro estado de ánimo.

Imitamos para verificar

Según un estudio realizado por la Universidad de Clermont-Ferrand (Francia), cuando vemos a alguien sonreír, imitamos su sonrisa para detectar si ésta es sincera o fingida. Cuando se le pide a un grupo de gente que analice la veracidad de distintas sonrisas, las personas son capaces de acertar las respuestas de forma excelente. Sin embargo, cuando a la misma gente se le pide que sujeten un lápiz con la boca, el cual bloquea los músculos faciales que intervienen en la sonrisa, el porcentaje de aciertos deja mucho que desear.

Eso significa que si nuestra audiencia nos ve sonreír, vamos a conseguir que ella también sonría.

Sonreímos porque estamos bien y estamos bien porque sonreímos

Existe la creencia que la sonrisa es la consecuencia visible de sentirse bien. Que uno primero debe estar de buen rollo antes de poder sonreír. Sin embargo, Charles Darwin enunció la Teoría de la respuesta facial, según la cual, el acto mismo de sonreír realmente nos hace sentir mejor, en vez de considerar la sonrisa sólo como el resultado de sentirse bien.

Posteriormente, investigadores británicos descubrieron que una sonrisa puede generar el mismo nivel de estimulación cerebral que 2000 barras de chocolate o que 16.000 libras esterlinas en efectivo (lo que equivale a 18.418 €). Lástima que no acepten las sonrisas como moneda de pago ;-)

La abundancia de sonrisas nos hace más saludables  porque reducen el nivel de hormonas que aumentan el estrés (cortisol, adrenalina y dopamina) y aumentan las hormonas que levantan el ánimo (endorfina) y reducen la presión sanguínea.

Sonreír para facilitar la atención

En base a estas investigaciones, si sonreír hace que los demás sonrían, y eso les hace sentir mejor porque se reduce su estrés, y precisamente los niveles de estrés bajos son aquellos que más favorecen a la atención, podemos concluir que si sonreímos a nuestro público durante nuestras presentaciones vamos a favorecer que éste nos escuche atentamente.

Además, según otra investigación de la Penn State University, sonreír nos hace parecer más competentes.

Así que ya no tienes ninguna excusa para poner esa cara de muermo cuando salgas al escenario. La próxima vez, sal, sonríe y disfruta.

¿Acostumbras a sonreír en tus presentaciones? ¿Has experimentado alguna vez el poder de la sonrisa como ponente o como parte del público? Gracias por dejar tu comentario.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico? Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Comentarios

    • Roger Prat dice

      Por supuesto! Si la sonrisa es fingida, cuando el público la imite detectará su falta de sinceridad y se nos volverá en contra.

      Gracias por el comentario

      Roger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *