¿Cuál es la velocidad óptima a la que debes hablar?

hablar rápido

foto obtenida en tvtropes.org

El miedo escénico puede someternos a veces a tal ansiedad que, entre otras muchas consecuencias, nos hace hablar muy rápido. Aunque también hay gente que habla rápido por otro tipo de razones, tales como un hábito aprendido desde muy pequeños, como problemas de tipo psicológico (esquizofrenia o transtorno bipolar) o como el consumo de ciertas sustancias estimulantes (café, cocaina, amfetaminas…).

Como pasa en todas las cosas de la vida, hay quien de la Taquilalia - como se conoce también al trastorno específico de la fluidez del habla que se caracteriza por un ritmo excesivamente rápido y, con frecuencia, de un discurso desordenado – hace una virtud y lo convierte en un Record Guinness, como Sean Shannon, quien en 1995 arrebató el récord guinness al hombre más rápido hablando al pronunciar 655 palabras por minuto.

Sin embargo, a la hora de comunicar, hablar demasiado rápido no es ninguna virtud. Un buen presentador debe moderar su velocidad, pero…

¿Cuál es la velocidad óptima a la que debes hablar?

La velocidad óptima: entre 170 y 190 palabras por minuto

Una investigación desarrollada por la profesora del Departamento de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Emma Rodero, ha constatado que la velocidad óptima del habla se encuentra entre las 170 y las 190 palabras por minuto.

Tal y como desvela una noticia en 20 minutos, el estudio ha verificado que cuando la velocidad es inferior a las 170 palabras por minuto, el discurso pierde dinamismo y la atención del público disminuye.

En el otro extremo, por encima de las 190 palabras por minuto, a la audiencia le cuesta seguir la información, especialmente cuando ésta es compleja o la expresamos en términos complejos. Y por encima de las 210 palabras por minuto el oyente alcanza un estado de sobrecarga cognitiva que le hace abandonar.

Por eso, Rodero determina que la velocidad óptima, también llamada Mecanismo Dinámico Moderado, se encuentra en ese rango entre las 170 y las 190 palabras por minuto, que es lo suficientemente ágil como para mantener su atención, y lo bastante pausado como para que tengan tiempo de asimilar y comprender toda la información.

También se desprende del estudio que esta velocidad podrá modificarse ligeramente al alza o a la baja en función del nivel de dificultad y complejidad de la información a transmitir.

¿A qué velocidad hablan los grandes presentadores?

Andrew Dlugan se entretuvo a analizar la velocidad de habla en 9 TED talks consideradas como unas de las mejores de todos los tiempos.

Dlugan analizó cada una de ellas por separado y determinó su velocidad de habla.

Velocidad de habla

La tendencia general es estar algo por debajo del límite inferior, con una velocidad promedio de 163 palabras por minuto. Luego, los grandes presentadores tienden a ralentizar un poco su discurso antes que a acelerarlo demasiado.

¿Tiendes a acelerar la velocidad al hablar en público? Cuéntanos tu experiencia.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *