Tu próxima presentación empieza…YA!

Esta mañana me ha llegado un mail con este mensaje:

¿Hablas de la misma forma con tus amigos que con tu jefe? ¿Le dices a tu madre las mismas cosas que a tu novia? Seguro que no, y es que cada persona tiene una forma diferente de comunicarse. Cristina Fenollar está bastante preocupada por cómo nos comunicamos, y nos lo muestra en este vídeo:


Si quieres saber más sobre #comolodices ven a descubrirlo con nosotros el próximo martes 17 de enero

Síguenos en www.facebook.com/c0molodices
¿Cuándo? Martes, 17 de enero a partir de las 10:00 horas
¿Dónde? Hotel de las Letras. Gran Vía,11. 28013 Madrid
  Metro más cercano: Gran Vía, Banco España

___________________

La gran mayoría de nosotros, cuando pensamos en nuestra próxima presentación, lo hacemos limitándonos sólamente a aquello que debe suceder durante el transcurso de la charla. Sin embargo,  existe un lapso de tiempo previo, desde que se anuncia hasta el día en que tiene lugar, que podemos aprovechar para empezar a comunicar y a despertar el interés de la gente. Esta etapa previa debe estar contemplada en la estrategia

Por ejemplo se puede pedir a la audiencia que haga unos “deberes” para el día de la presentación: leer un artículo, pensar algunas ideas acerca del tema tratado… algo que les implique en la charla y despierte su interés. También se les puede plantear un enigma o una pregunta cuya respuesta no sea evidente y estén deseosos de venir a la charla a conocer su respuesta. O revelarles un titular provocador que les intrigue. O, como en el caso del ejemplo, dejarles ver un adelanto de algo que no se sabe exactamente lo que es pero que es suficientemente atractivo como para plantarse qué tiene uno que hacer aquel día a aquella hora.

Si la audiencia es conocida eso será más fácil porque se tendrá el contacto. Pero si eso no es así, existen otras maneras de hacer llegar el mensaje, especialmente a través de las redes sociales.

Con ello se consigue una audiencia entregada desde un principio y deseosa de resolver la intriga que le causó la información recibida antes de la presentación. La única cosa a tener en cuenta es que el enigma o la pregunta deben ser resueltos durante la conferencia si no se quiere tener un efecto contrario y perder toda la credibilidad.

En resumen: si ya te han encargado una presentación para dentro de un tiempo, no esperes a ese día para empezar a actuar. Tu próxima presentación empieza…YA!

 

 

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *