El secreto para que tus oyentes no se te pierdan

Perdido

Foto obtenida en www.spanishdict.com

¿Te has encontrado alguna vez en una presentación en la que tras los primeros instantes ya te sientes completamente perdido? ¿Has tenido la sensación de no entender a qué viene lo que te está contando el ponente?

A muchos presentadores, incluso a los más eruditos en la materia de la que hablan, su audiencia se le pierde tan solo empezar su charla. Incluso hay quien no llega a conectarse nunca con la presentación.

Esto se traduce en un fracaso más que seguro, ya que los instantes iniciales son fundamentales para conseguir la atención del público. Intentar conseguir su atención más adelante es prácticamente imposible. Así que es lógico preocuparse para que eso no ocurra.

¿Qué podemos hacer para que tus oyentes no se te pierdan?

Cuando yo era pequeño, en casa solíamos ver algunas series de televisión. Por aquel entonces eran casi todas americanas. Y recuerdo con especial cariño la serie Roseanne.

Todas esas series tienen algo en común. Después de la canción de apertura i justo antes de la primera escena del capítulo, aparecen brevemente algunas imágenes que acostumbran a consistir en un plano abierto de una casa, de un colegio, de un bar… en función de donde tiene lugar esa primera escena.

En el siguiente vídeo podéis ver cómo lo hacen en Roseanne (a los 47 segundos de empezar).

Con esa corta secuencia de imágenes el espectador tiene suficiente para identificar cuál es el contexto en el que ocurre la acción, de manera que ya está preparado para verla.

Fíjate que no se trata de rodar una elaborada secuencia de 3 minutos. Los planos para meter en contexto duran aproximadamente unos 4 o 5 segundos. Con eso es suficiente.

Pon en contexto a tu audiencia

Tal y como indica la Dra. Weinschenk en su libro 100 cosas que todo presentador debe saber sobre la gente, la gente necesita contexto para comprender lo que les vamos a decir. En muchos casos, ellos no van a ser expertos en tu tema, así que una entrada demasiado brusca puede hacer que se pierdan. Y al mismo tiempo, tu audiencia va a venir a la presentación con mil cosas en la cabeza. Es lógico que no estén concentrados desde el primer momento como para empezar muy fuerte.

La gente que acude a tu presentación necesita unos planos rápidos como los de las series de televisión para meterse en el contexto apropiado y entender nuestro mensaje. Cuatro frases de una duración corta en proporción a la duración de toda la presentación que les haga entender para qué han venido y qué es lo que les vas a contar.

Ya vimos hace un tiempo 3 pasos para estructurar el inicio de una presentación para que quieran seguir escuchando. Evidentemente esa es una buena manera de poner en contexto a tu audiencia. Pero no es la única.

Los títulos de las diapositivas también te sirven para contextualizar su contenido. Resumiendo en una frase la idea principal que quieres transmitir con esa diapo lograrás que el oyente ya esté predispuesto a escucharte y entenderte. En cierto modo tendrá una pista que le ayudará a interpretar la información en el sentido que a ti te interesa.

Si no quieres que tu audiencia se pierda, preocúpate de ponerlos en contexto para que sepan en todo momento hacia dónde les llevas.

¿Qué otra forma se te ocurre de poner a tu audiencia en contexto? Gracias por dejar tu comentario.

Si no quieres perderte los próximos artículos de Presentable.es te los podemos enviar a tu correo electrónico. Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *