¿Cómo enseñar a nuestros hijos a hablar en público?

Las dos últimas semanas no he escrito ningún artículo.

La primera la pasé en el hospital por el nacimiento de mi hija y la segunda en casa acostumbrándome a la nueva situación familiar. Así que me permití la licencia de saltarme lo de escribir para “disfrutar” el momento.

Poco después de que naciera mi primer hijo empecé a trabajar en este blog. Quería aprender y compartir con todos vosotros cómo deben prepararse las presentaciones en público.

Ahora que ha nacido mi segunda (y probablemente última) hija, quiero poner en marcha algo en lo que ya llevo un tiempo pensando.

Como todo padre que se preocupa mínimamente por sus hijos, uno de los intereses en los que me estoy focalizando es en su educación. Es decir, no sólo pagarles unos buenos estudios, sino ofrecerles tantas oportunidades como pueda para que sigan aprendiendo (dentro y fuera del colegio).

Y eso incluye ayudarles a que aprendan a comunicarse y a hacerlo en público, puesto que está más que demostrado que la oratoria es una capacidad indispensable para el desarrollo de cualquier buen profesional.

niño hablando en público

Aprovechar las oportunidades desde pequeños

He podido comprobar con alivio que hoy en día, en las escuelas, los niños tienen muchas más oportunidades de dirigirse a sus compañeros de forma oral que en mi época.

Eso constituye un verdadero tesoro para ellos, pues pierden el miedo a expresarse. Se acostumbran a exponerse a los demás desde muy pequeños. Así que su primera vez es mucho menos traumática que si empiezan ya como adultos (con todas sus inseguridades y complejos forjados durante años).

Sin embargo, prácticamente en ningún colegio se les enseña a hacerlo bien. No se les dota de las capacidades necesarias para ser buenos oradores. Así que se acostumbran a hablar en público, pero muchos se acostumbran a hacerlo mal.

Hace falta formación

Ya vimos hace casi un año que los norteamericanos hablan tan bien en público porque no sólo disponen de muchas oportunidades de practicar durante su etapa formativa sino que además reciben formación específica y orientación para ello.

Aquí en España (y me imagino que en muchos otros países) esto no ocurre, todavía.

Los maestros, que son los primeros que tienen dificultades para hablar bien en público (ya que en su formación como docentes tampoco se trabaja esta habilidad comunicativa), no tienen recursos para transmitir a sus alumnos un conocimiento que no han adquirido adecuadamente.

¡¡¡Y qué decir de los padres!!! En muchos casos, a la falta de recursos de los padres se le suma la falta de tiempo para dedicar a los hijos.

¿Cómo enseñar a nuestros hijos a hablar en público?

Durante estos más de cuatro años de Presentable, hemos abordado el tema de hablar en público y hacer presentaciones desde el punto de vista de los adultos que somos. Cómo nosotros podemos aprender voluntariamente (o forzados por la situación) a hablar mejor ante una audiencia.

No vamos a abandonar por completo esta línea y seguiré ofreciendo consejos al respecto.

Sin embargo, lo que me motiva y me ilusiona últimamente (coincidiendo con mi trabajo como padre) es cómo enseñar a nuestros hijos (desde casa y/o desde la escuela) a hablar en público.

¿Qué puedo hacer yo como padre para potenciar la capacidad comunicativa de mis hijos? ¿Qué cosas puedo hacer yo como maestro para ayudar a mis alumnos a que se expresen mejor en público?

A partir de ahora, voy a investigar y a escribir sobre estas cuestiones desde este blog.

Espero que muchos de vosotros, que además de profesionales con la necesidad de aprender a hablar vosotros mismos sois padres y madres y puede que alguno sea además docente, encontréis este nuevo material de gran utilidad.

Necesitaré ayuda

Voy a utilizar la hermosa oportunidad que tengo de tener que educar a mis dos hijos para hacer pruebas con ellos. Voy a probar ideas para ver cómo eso les ayuda o no a mejorar en este propósito. Y lo voy a compartir en este blog.

Sin embargo, es evidente que no hay dos niños iguales. Así que para poder sacar conclusiones que sean extensibles a una mayoría, necesitaré que esas ideas sean probadas por otros padres o maestros con otros niños y niñas. De lo contrario se quedarán sólo en ideas que funcionaron (o no) con mis hijos.

Y para eso voy a necesitar tu ayuda.

Si eres un padre/madre o un maestro concienciado con la necesidad que nuestros hijos o alumnos aprendan a comunicarse correctamente y te gustaría participar en este proyecto activamente haciendo propuestas o simplemente probando las propuestas que yo te plantee y explicándome luego el resultado, me encantará que me ayudes.

Para ello he creado una lista de distribución de correo. Puedes suscribirte y recibirás en tu mail la información sobre el proyecto y todas las ideas que voy a proponerte para que puedas probarlas. Para mi será un gran placer contar con tu colaboración y, de ser así, te estaré profundamente agradecido.

Si quieres participar sólo tienes que rellenar el siguiente formulario.

Entradas Relacionadas:

PARTICIPA EN ESTE PROYECTO
¿CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A HABLAR EN PÚLICO?

Inscríbete y recibirás todas las novedades sobre el proyecto y todas las ideas que podrás probar en primera persona.

Comentarios

  1. dice

    Hola Roger,

    Felicidades por ese segundo nacimiento. Seguro que esta niña será fuente de alegrías e inspiración. Es sorprendente lo que uno aprende al observar a los niños.

    Respecto a lo que dices, estoy 100% de acuerdo. De hecho me ha recordado a aquella frase que dice: “La práctica hace al maestro. Pero sólo si la hace bien.”

    Es verdad que ahora los colegios hacen hablar a nuestros hijos con más frecuencia pero, como dices, todavía no existen asignaturas que enseñen a hacerlo bien.

    Me gusta esta iniciativa y espero poder aprender cosas útiles y ponerlas en práctica con mi hija. Yo me uno a esa nueva lista. ;)

  2. dice

    Excelente proyecto, yo doy conferencias sobre astronáutica en el planetario de mi ciudad (Bogotá) y tengo un niño de 3 años, eh echo que la mamá lo lleve cuando doy estas conferencias, por que tengo la teoría de que si el me ve haciendo esto, va a querer hacer lo mismo por imitación y va a tomar por algo “”normal”” el pararse enfrente de varias personas y hablarles, si lo se aun, esta pequeño, pero pienso que veré en el futuro próximo algún fruto de este plan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *