No permitas que tus diapositivas te eclipsen

El pasado viernes hubo un eclipse de Sol.

Eclipse de Sol

Foto obtenida en lavanguardia.com

Durante un rato, la Luna se interpuso entre el Sol y la Tierra ocultando parcialmente al astro, impidiendo que su luz llegara directamente a nosotros.

Y como esto de las presentaciones empieza a ser una obsesión, enseguida me vino a la cabeza que, en ocasiones, cuando nosotros (como si fuéramos el Sol) intentamos iluminar al público, hay algo que se interpone entre nosotros dificultando que nuestro mensaje pueda llegar claramente a la audiencia: nuestras diapositivas.

¿Por qué pueden eclipsarte tus propias diapositivas?

La importancia de que te miren

Antes de abordar el problema de las diapositivas, quiero hablarte de lo importante que es que el público te mire mientras hablas.

Cuando sales al escenario, comunicas de muchas maneras a la vez.

Una de ellas es evidente, nuestra voz, tanto en lo que se refiere a las palabras que pronuncias como al volumen y la entonación.

Pero no sólo transmites con la voz. También tu actitud, tu convicción, tu entusiasmo y tu pasión comunican. Y lo que comunican es incluso más importante que tus palabras.

Si el público no te mira, muchos de estos matices se pierden, perdiéndose así una parte muy importante de la comunicación. En definitiva, si algo te eclipsa durante tu exposición, el proceso comunicativo queda seriamente afectado.

Por eso es determinante diseñar las diapositivas de modo que no te eclipsen.

¿Cómo?

1.- Evita las diapositivas llenas de texto

Es muy simple. Si el público lee, seguramente no te escuche y lo que es seguro es que no te va a mirar.

Hacer leer al público todo el rato es la manera más rápida de conseguir quedar eclipsado por tus slides. Y por muy útil que te sea para no tener que memorizar el texto, los resultados serán nefastos a nivel comunicativo (que es lo que verdaderamente importa).

Recuerda la regla de los 3 segundos para diseñar diapositivas.

2.- Evita dar toda la información de golpe

En ocasiones, te va a interesar crear una diapositiva para enumerar, por ejemplo, algunas propiedades de un producto, los pasos de un proceso, o cualquier lista de ideas que venga al caso.

Muchos ponentes, cuando se encuentran ante este tipo de necesidad, optan por mostrar toda esa lista de golpe mediante los famosos bullet points.

En su día ya vimos cómo presentar listas sin usar los bullet points, pero si aún y así ponemos toda la información de la diapositiva de golpe el público se distrae leyendo lo que todavía no toca. Eso hace que no pueda atender a nuestra explicación y que, seguramente, no lo entienda del todo bien.

Usar las animaciones para hacer aparecer cada idea en el momento preciso va a reducir el tiempo que se van a pasar leyendo sin escucharte y, además, les ayudará a entenderlo mejor.

3.- Evita el exceso de animación

Las animaciones, como acabamos de ver, son recursos muy interesantes que podemos utilizar para dosificar la información. Sin embargo, por el movimiento que añaden, si se usan en exceso pueden atraer la atención hacia la diapositiva y no hacia el ponente.

Más allá de las animaciones propias de los típicos programas de presentaciones, me quiero referir a otras alternativas que circulan para hacer presentaciones muy animadas. Ya hemos hablado en este blog de Videoscribe, por ejemplo.

Videoscribe nos permite crear animaciones en las que una mano hace dibujos en tiempo real.

Es un recurso muy, muy interesante. Pero no sirve para todo.

Es tan llamativo, que la gente se va a quedar mirando cómo se dibuja en lugar de escucharte. De modo que yo no lo recomendaría para una presentación (al menos para toda una presentación entera).

Quizás en un momento determinado pueda servir, pero por lo general, va a eclipsarnos como ponentes.

Videoscribe es una buena solución para crear vídeos, en los que no hace falta que te miren a ti.

4.- Evita la complejidad en tus diapositivas

eclipse de presentadorCuando lo que se ve es demasiado difícil de comprender, el tiempo que tarda la audiencia en dejar de prestar la atención a la diapositiva y en volver a fijarse en ti es mucho más largo.

Las diapositivas tienen que ser lo más simples que puedas. Tienen que poder entenderse con rapidez.

En este sentido, la elección de un buen título es determinante. Hace más de un año te expliqué 3 errores a evitar cuando se elige el título de una diapositiva. Un buen título puede ayudar al oyente a saber qué es lo que tiene que entender en esa diapositiva.

Otra clave es evitar el exceso de datos. Incluir muchos datos es ponérselo fácil a la audiencia para que pueda distraerse durante un buen rato interpretándolos. Y encima es posible que la interpretación que haga no sea la que tu querías.

Esto ocurre mucho cuando insertamos un gráfico en una diapositiva. Por eso ya te expliqué hace casi 3 años 5 pasos para presentar gráficos con éxito.

El criterio es muy simple (aunque difícil de ejecutar): una buena diapositiva es aquella que se entiende sin tener casi que pensar.

5.- Evita la discrepancia entre lo que se dice y lo que se ve

Cuando lo que se oye y lo que se ve no están en sintonía, necesitamos resolver ese conflicto.

En ocasiones me he sido consciente de haber desconectado del ponente al haber detectado una imagen que no concordaba con el discurso, o un título que se contradecía en algún sentido con lo que el ponente había dicho.

Un buen soporte visual puede acelerar el proceso de comprensión y ayudar al oyente a no perderse. Pero un soporte visual contradictorio es sinónimo de confusión, distracción y fracaso.

Asegúrate de que tus diapositivas comunican exactamente lo mismo que tu vas a decir. De lo contrario, el oyente se refugiará en tu slide en busca del sentido y ésta te va a eclipsar.

¿Has tenido la sensación de quedar eclipsado por tus diapositivas? Y como oyente ¿Has sido consciente alguna vez de haber vivido un eclipse de presentador? Gracias por compartir tu experiencia.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

 

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *