4 razones empíricas para poner más imágenes y menos texto en tus presentaciones

Es frecuente encontrar artículos en libros y blogs sobre la conveniencia de sustituir el texto por imágenes en nuestras presentaciones. Sin embargo, me preguntaba si existían estudios científicos que corroboraran esta tendencia ya extendida.

Recientemente cayó en mis manos un artículo del Dr. Stephen Kosslyn y Robert Lane titulado “Show me! What brain research says about visuals in PowerPoint”  muy interesante en el que aportan pruebas experimentales al respecto.

Entre este artículo y alguno más, os presento 4 razones empíricas para convencer a los que todavía se resistan a poner menos texto y más imágenes en sus presentaciones.

1.- Las imágenes requieren menos esfuerzo mental que los textos.

La escritura es una codificación sistemática de signos gráficos que permite registrar con gran precisión el lenguaje hablado por medio de signos visuales regularmente dispuestos. Estamos tan acostumbrados a leer que a veces no reparamos en la complejidad de este proceso. Sin embargo, si cambiamos nuestro alfabeto por otro, esta dificultad se hace más evidente. Primero debemos interpretar las letras. Seguidamente interpretamos las palabras que forman. Luego analizamos las frases que construyen estas palabras. Y finalmente buscamos cómo estas frases encajan en el contexto.

Por el contrario, las imágenes (siempre que sean las apropiadas) requieren muy poco tiempo de procesado porque encajan a la perfección con el mensaje. Eso permite a la audiencia ver la imagen y analizar su significado rápidamente para prestar de nuevo atención al discurso del presentador.

Chabris and Kosslyn (2005)(1) presentan numerosos ejemplos de cómo el diseño visual afecta la capacidad de procesado de nuestro cerebro.

2.- Las imágenes mejoran la capacidad de memorización y comprensión.

Rusted and Coltheart (1979)(2) realizaron un estudio que mostraba unos datos muy significativos. Los textos ilustrados eran un 9% más efectivos que los textos sin imágenes cuando se evaluaba la comprensión de inmediato, pero un 83% más efectivo si se retrasaba la evaluación, ya que el lector podía memorizar mejor la información gracias a la ilustración.

Precisamente por este motivo, tal y como expone en su blog Gerard C. González, la creación de imágenes mentales es uno de los recursos típicos que se recomiendan para potenciar nuestra memoria.

3.- Las imágenes nos permiten acceder a las emociones de forma rápida, directa y profunda.

Podemos estar hablando durante rato de la pobreza en un país africano y no causar ni la mitad del impacto que el que nos genera una foto ilustrativa de un niño africano hambriento y moribundo.

Un estudio llevado a cabo por los psicólogos Kirsten Ruys y Diedrick Stapel del  Tilburg Institute for Behavioral Economics Research at Tillburg University en los Países Bajos, demuestra que ciertos estímulos visuales pueden provocarnos emociones sin que nosotros seamos conscientes de ello.

Así que, tal y como dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras. La imágenes son mucho más poderosas que el texto a la hora de generarnos todo tipo de emociones.

4.- Las imágenes nos ayudan a controlar la imaginación de la audiencia.

Las historias pintan imágenes en la mente de la audiencia. Empleando sólo palabras podemos conseguir que el público se cree esas imágenes en sus cabezas, pero no hay manera de saber cómo son. Todo depende de su imaginación.

Tratar de describir un paisaje, un personaje o un utensilio sólo con nuestra oratoria va a generar tantas imágenes distintas como asistentes haya en el acto. Sin embargo podemos controlar la imagen mental del público acompañando la explicación con una fotografía o dibujo que ilustre el tema tal y como queremos que se lo imaginen. Eso conduce a una comprensión más uniforme.

Lane (2007)(3) estudió el concepto picture story, basado en la sucesión de fotografías para ir poniendo al espectador en contexto e introducirle detalles visuales para ayudarle a imaginar correctamente aquello que se explica. También Kosslyn (2006)(4) había trabajado en ello haciéndolo extensivo a todo tipo de elementos visuales (gráficos, tablas, diagramas…).

¿Se te ocurren más razones? Deja tu comentario.

Referencias bibliográficas

(1)    Chabris, C.F., & Kosslyn, S.M. (2005). Representational correspondence as a basic principle of diagram design. In Tergan, S‐O., & Keller, T. (Eds.), Knowledge and Information Visualization, LNCS 3426. Berlin: Springer‐Verlag. pp. 36 ‐ 57.

(2)    Rusted, J., & Coltheart, M. (1979). Facilitation of children’s prose recall by the presence of pictures. Memory & Cognition, 7, 354‐359.

(3)    Lane, R (2007). Relational presentation: A visually interactive approach. Tucson: Aspire Communications.

(4)    Kosslyn, S.M. (2006). Graph Design for the Eye and Mind. Oxford: University Press.

Entradas Relacionadas:

Comentarios

  1. dice

    Hola Roger: me ha parecido muy interesante la reflexión sobre el peso de la imagen en la comunicación, así que he reproducido tu post en Microcambios para ampliar el mensaje y dar a conocer presentable.es y sus contenidos. Un cordial saludo

  2. dice

    Ahora google penaliza la excesiva carga de imágenes y relencizan los blogs. se debe buscar un equilibrio o insertar mediante picassa o parecidos. es una lástima porque tu artículo tienes razón pero luego tardan mucho en cargar y los blogs más pesados son los más penalizados…

    • gestor dice

      Evidentemente, el contenido del artículo puede aplicarse también a los blogs. Sin embargo, en donde es realmente crítico es en las presentaciones, ya que un blog está pensado para ser leído (así que, por muchas imágenes que quieras añadir, siempre deberá haber texto). En cambio, en una presentación, las slides sólo son un soporte visual.
      Por lo tanto, no sacrifiques tu posicionamiento en los buscadores para cargar excesivamente de imagen un artículo de un blog que debe ser leído. Pero en tus PowerPoints, imágenes al poder!!! ;-)
      Gracias por el comentario.

  3. Pablo Benavides dice

    Excelentes aportes he encontrado en tu sitio, me encantaría utilizar algunos de ellos para reforzar las clases de TIC´s en la Universidad, claro respetando los derechos de autor, saludos y felicitaciones por el sitio.

    • Roger Prat dice

      Pablo,

      Gracias por tu comentario. Seguro que podrás mejorar tus clases aplicando algunos de los conceptos compartidos en este blog.
      Cuando lo hagas, cuéntanos tu experiencia. Y cualquier duda o problema que te surja házmelo saber. Puede ser una oportunidad para escribir un nuevo artículo.

      Saludos,

      Roger

  4. José Omar dice

    Hola. Buen aporte. La consulta mia es, tus referencias bibliográficas, como enlace no logro ubicar. Perdón por la molestia, puedes ayudar con esto por favor.

    • Roger Prat dice

      Hola José,

      He restaurado un par de enlaces que deben haber cambiado desde el 2012.
      Espero que eso te sirva.

      Roger

  5. dice

    No en vano existe el proverbio de: ¨Una imagen, mil palabras¨. Creo que otra razón es la relación que se crea durante la presentación entre los sentidos de la visión y el oído, recreando las primeras formas de aprendizaje que tuvimos cuando éramos muy pequeños: mamá repitiendo la palabra mientras nos mostraba el pomo de leche. No se si me hago entender. Saludos.

Trackbacks

  1. [...] De paseo por la blogosfera he encontrado este valioso post sobre comunicación visual y lo comparto con todos los lectores de Microcambios.  Aquí tenéis la dirección web para que podáis visitar el sitio del post original http://www.presentable.es/diseno/4-razones-empiricas-para-poner-mas-imagenes-y-menos-texto-en-tus-pr… [...]

  2. [...] Recuperando un símil sobre el que escribí en los inicios de este blog, las diapositivas deben ser como el decorado de una obra de teatro. Los decorados complementan el guión.  ¿¿¿Has visto alguna vez un decorado que llevara escrito lo que los actores debían decir??? Pues no hagas lo mismo en tus presentaciones. Hay razones de peso por las que poner más imágenes y menos texto. [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *