Cómo hacer brainstorming tú solo para obtener ideas originales para tus presentaciones

brainstorming individualCuando pensamos en generación de ideas siempre aparece la palabra Brainstorming. Y generalmente se asocia a un proceso grupal en el que un equipo de personas se reúne para buscar ideas sobre un tema o problema.

Si estás decidido a hacer una presentación diferente y original, tu también vas a necesitar generar ideas. Sin embargo, está completamente sol@.

Así que al más puro estilo Juan Palomo (yo me lo guiso, yo me lo como) vas a tener que montarte un Brainstorming individual.

¿Se puede hacer un brainstorming uno solo? ¿Cómo?

En el artículo de hoy te voy a explicar 5 etapas que debes seguir para conseguir una sesión de Brainstorming individual con éxito.

1.- Define el problema

Definir el problema implica dos cosas.

Para empezar debe existir un problema a resolver, ya que eso ayudará a focalizar tu pensamiento. Como decía Séneca: Todos los vientos son buenos si no se sabe a qué puerto se quiere llegar.

No definir el problema es lo mismo que no decidir el puerto.

Pero además, la clave para ser eficaces es la concreción.

No basta con definir un problema, sino que debes intentar definirlo lo más concreto posible. Divide y vencerás. Rompe tu problema en microproblemas y genera ideas para cada uno de ellos.

Compara estos dos problemas:

1.- Mejorar la calidad de nuestro hospital.

2.- Mejorar la experiencia de nuestros pacientes en nuestras salas de espera.

¿Cuál te parece más adecuado para un brainstorming?

Sin duda la primera opción va a generar una gran disparidad de ideas. Ideas sobre ámbitos muy variados de la gestión del hospital, pero tan diferentes entre sí que será difícil elegir cuál es la mejor.

En cambio, en la segunda opción hemos sido mucho más concretos: la experiencia de los pacientes en las salas de espera. Y eso hace que todas las ideas que generes se concentren en ese mismo punto. Serán mucho más comparables entre sí y te será mucho más fácil crear más.

2.- Genera ideas

Una vez tienes el problema bien definido, toca dar rienda suelta a tu imaginación para obtener ideas originales.

Quizás en otra ocasión abordaremos el tema de las diferentes metodologías para generar ideas en un artículo, pero hoy quiero comentarte dos técnicas que pueden estimular tu creatividad: los juegos de rol y los prototipos. En aquellos casos en los que lo que se quiere trabajar es algo tangible, construir prototipos es muy útil para visualizar mejor los problemas e inconvenientes existentes y guiar nuestra mente a la hora de generar ideas. Lo mismo ocurre en los casos en los que se abordan problemas abstractos con los juegos de rol. Ponerse en el papel de la persona que padece el problema (los pacientes de las salas de espera) te ayuda  a entender mejor la problemática.

Sea como sea, en esta etapa la cantidad está por encima de la calidad. No se trata de tener buenas ideas sino de tener muchas ideas. Cuantas más mejor.

Ten en cuenta que las primeras ideas que te vengan no serán realmente originales sino que las sacarás de conceptos que ya tienes en tu cabeza.  Es después de un rato de generar ideas que empezarán a salir cosas realmente creativas. Oblígate a obtener un número concreto: 50 o 100 ideas.

El Brainstorming individual tiene una ventaja importante respecto del grupal: no hay más censura que la que te pongas tu. En una sesión en grupo es frecuente que los miembros se critiquen mutuamente las ideas, lo cual termina por coartar la creatividad del grupo.

Cuando eres tú el único que aporta ideas eso no ocurre.

3.- Anota todas las ideas

En paralelo a la generación de ideas, está la tarea de anotarlas todas.

No cometas el error de pensar que ya te acordarás de ellas. Debes hacer un registro de todas las ideas. Sin embargo, es muy fácil y peligroso caer en la maldición de la hoja en blanco.

Muchas veces, al tener que apuntar ideas en un folio, tendemos a querer hacerlo en límpio y ordenado. Quizás por comodidad (para no tener que pasarlo luego a limpio). El caso es que eso nos bloquea y no nos deja pensar libremente.

En lugar de usar una hoja en blanco, te recomiendo que uses Post-it o similares. Si eres un adicto a las nuevas tecnologías, quizás te guste saber que hay Apps como Corkulous que permiten trabajar con Post-it.

Post it

La ventaja de trabajar de esta manera es que cada idea queda confinada en un post-it y eso le da una libertad absoluta de movimiento para poder ser luego ordenada y organizada a gusto del consumidor.

Esa libertad es esencial para poder crear lo que se llama Diagramas de afinidad. Consiste simplemente en agrupar las ideas por afinidad. Ni más ni menos. De esta forma las ideas semejantes quedan localizadas en un mismo punto y es mucho más fácil de trabajar con ellas.

4.- Trabaja las ideas

Una vez tienes las ideas organizadas, es el momento de trabajar con ellas.Combina aquellas que te parezca entre sí para generar nuevas ideas, mejora alguna de las ideas.

Uno de los inconvenientes de hacer el brainstorming individual es que se pierde la riqueza que aporta el grupo. Cuando se trabaja en grupo, la idea de uno impulsa a los demás a trabajar sobre ella para generar ideas alternativas, o para proponer modificaciones o cambios… Y de esta manera, entre todos, se acaban mejorando las ideas.

Para minimizar este déficit, te invito a compartir tus ideas con alguien. No con cualquiera. Busca a alguien de confianza cuyo criterio te merzca un respeto. Todos tenemos un par o dos de amigos de este estilo, verdad?

Para eso yo suelo practicar dos actividades: el Social running y el Birrastorming. Es decir, comentar ideas con un amigo mientras practico running (a un ritmo tal que me permita hablar) o juntarme con uno o varios amigos para hablar de mis ideas mientros tomamos unas birras. Te invito a probarlas o a crear tus propias actividades para compartir tus ideas.

5.- Elige tu idea

Después de trabajar todas tus ideas puede que te quedes con 2 o 3 opciones serias entre las que deberás elegir.

Déjame decirte que seguramente las 3 serán buenas ideas, ya que si han sobrevivido a todo el proceso malas no pueden ser. Así que no te ofusques con la elección.

De todos modos, existen metodologías para la toma de decisiones de las cuales puede que hable más adelante en otro post.

¿Has hecho alguna vez un brainstorming individual? ¿Cómo te fue? ¿Alguna recomendación que no haya comentado en el artículo? Gracias por compartirlo.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Comentarios

  1. dice

    Hola, Roger!

    Gracias por este artículo! La verdad es que yo nunca he sido tan metódica generando ideas, así que creo que voy a empezar a seguir estos pasos, a ver qué resultado me dan!

    A mí, algo que me sirve mucho son los mapas mentales. En el centro pongo el problema u objetivo a alcanzar y, en plan tormenta de ideas, empiezo a crear soluciones o ideas afines unidas al centro por flechitas. Sin juzgar ni ordenar, como en un brainstorming de toda la vida.

    Luego, cuando la inspiración se agota, ya ordeno y selecciono. Y por el hecho de haber creado relaciones y subdivisiones tengo la mente mucho más clara e incluso ya puedo adivinar la solución que voy a escoger.

    Nos leemos! Un saludo!

  2. dice

    Hola Roger,

    En primer lugar, gracias por tu artículo. Aunque este sistema parezca simple, a mi me ha ayudado a tener clara la metodología para poder generar presentaciones originales y diferentes, explotando mi creatividad.

    Yo creo que un punto clave es generar ideas SI, pero trabajar solo unas pocas, por no decirte no más de 3. Creo que trabajarlas bien es una de las partes más relevantes del proceso. Es decir, ideas podemos tener muchas, pero gran parte del éxito reside en trabajarlas bien, hacer una buena reflexión y sobre todo, practicar y hacer una buena puesta en escena.

    Nuevamente, gracias por tu artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *