Persuade a tu audiencia como los grandes líderes han persuadido a la humanidad entera

attractionCarlos, un lector del blog, respondió al llamamiento que hice a través de la Newsletter de Presentable para aportar ideas para nuevos artículos pidiendo que escriba sobre el arte de persuadir a la audiencia.

Lo cierto es que, como llevamos ya tiempo diciendo, toda presentación debe suponer un cambio en tu audiencia. Así que ser capaz de persuadirlos para que realicen ese cambio es determinante para el éxito de tu ponencia.

Según la Wikipedia, la persuasión es la influencia social de las creencias, actitudes, intenciones, motivaciones y comportamientos.

Por lo tanto, persuasión e influencia van juntas de la mano.

La primera pregunta que debemos resolver es:

¿Influenciar a los demás es algo reservado a algunos líderes naturales o está al alcance de cuaquiera de nosotros?

Todos somos influyentes

Según los psicólogos, hasta la persona más introvertida del mundo va a influir en miles de personas a lo largo de su vida.

Aunque eso no significa que la influencia se ejerza de forma continuada y a todos por igual.

En función del grupo, de la situación y de muchas otras cosas, cada uno puede ejercer de líder en un momento determinado influyendo a los demás.

¿Qué tal si ese momento fuera durante tu próxima presentación?

Desarrolla el líder que hay en ti

desarrolle el lider que está en ustedRecientemente cayó en mis manos el libro de John C. Maxwell, Desarrolle al lider que está en usted.

En él, Maxwell nos empuja a desarrollar nuestro enorme potencial de liderazgo para lograr influir en nuestras vidas a aquellos que nos rodean. Y es que él sostiene que el liderazgo es algo que podemos aprender.

En el primer capítulo, al tratar de la influencia, utiliza lo que el llama los 5 Niveles de liderazgo. Unos niveles que uno va a ir alcanzando a medida que desarrolle su capacidad de liderazgo.

Los grandes líderes han conseguido el nivel más alto, y ello les ha permitido influenciar a grandes masas.

Te recomiendo mucho comprar y leer el libro, aunque de mientras puedes aprender cómo funcionan esos 5 niveles escuchando la siguiente presentación del propio John C. Maxwell.

Los 5 niveles de liderazgo

Te resumo aquí los 5 niveles y la interpretación que he hecho yo de cómo se podrían aplicar a las presentaciones para lograr más influencia en la audiencia.

Nivel 1: Posición

La gente te sigue porque no tiene otro remedio. El título o cargo que sustentas les obliga a ello. Sin embargo, con este nivel sólo obtienes el mínimo esfuerzo y la mínima energía por parte de tus seguidores. Dicho de otro modo, te van a seguir sólo mientras dure la obligación.

Llevado al terreno de las presentaciones, ese nivel equivaldria a que la audiencia te escuchara sólo porque no puede hacer lo contrario, sólo porque tu ostentas el título de conferenciante y ella el de oyente. Por lo tanto, el interés va a ser escaso, las distracciones elevadas y el resultado final muy pobre.

Generalmente permanecen en este nivel aquellos que creen que el mero hecho de salir a escena y ponerse a hablar delante de los demás ya garantiza que van a ser escuchados. En consecuencia, no trabajan la presentación como es debido.

Nivel 2: Permiso

La gente te siguen porque quiere, porque les gustas. El líder establece relación con el resto de forma que se convierte en alguien a quien la gente aprecia y por eso le sigue.

Este nivel equivaldría a un ponente que se preocupa por hacer una presentación agradable, entretenida. La gente no va a escucharte porque tu seas el ponente, sino que lo hará con mayor interés porque les gusta cómo lo haces.

Aunque eso no es garantía de éxito. Que escuchen atentamente no garantiza que después actúen. Hace falta seguir subiendo de nivel.

Nivel 3: Producción

La gente te sigue porque les ayudas a conseguir resultados. El líder predica con el ejemplo y se muestra como referencia para que los demás puedan replicarlo y conseguir también los resultados deseados.

La audiencia quiere conseguir un cambio y tu les muestras el camino. Para ello no basta con saber hacer que la presentación sea entretenida. Debe conducirles hacia el resultado que esperan. Además, tu ejemplo es muy importante. Cuentas cómo lo hiciste tu para que ellos sigan tus pasos.

Esto implica que, antes que nada, deben ser conscientes del cambio que necesitan. Tu debes hacer que lo sean.

Nivel 4: Desarrollo humano

La gente te sigue porque les ayudas a desarrollarse personalmente. El líder no sólo consigue buenos resultados de sus seguidores sino que consigue que ellos mejoren y se conviertan, a su vez, en líderes.

Cuando la audiencia tiene la sensación que eso que les estás pidiendo va a ayudarles a crecer, es mucho más fácil que se decidan a actuar. Así que debes dejarle claro que todo lo que cuentas es en su propio beneficio. Para ello es importante saber dar a la presentación el enfoque correcto, poniendo a la audiencia siempre en en centro de atención.

La audiencia te va a seguir con mayor devoción si eso les ayuda a ser mejores.

Nivel 5: Personalidad

La gente te sigue por quien eres. El líder representa todo un modelo de vida a seguir. Toda su trayectoria personal o profesional influye por sí sola.

No cabe decir que este nivel sí está reservado a uno pocos.

Sólo unos pocos gurús consiguen llegar a ese nivel de influencia en su audiencia. Iría muy asociado al fenómeno fan. A gente entregada a las palabras de un ponente por todo lo que ese ponente representa o ha representado. Llegar a este nivel va más allá de preparar una presentación. Implica un estilo de vida. Un forma determinada de hacer las cosas a lo largo de toda una trayectoria.

La audiencia por encima de todo

Si te fijas, a cada nivel que subimos la importancia de la audiencia va cogiendo peso.

Mientras en el primer nivel no se la tiene en cuenta porque uno se basa en su condición de orador para suponer que los oyentes permanecerán sentados delante suyo, en el resto de niveles se procura no sólo que la audiencia disfrute de ese momento, sino que además la presentación le ayude a conseguir sus propósitos y a crecer personalmente.

Esa es una de las claves para influir: poner siempre a la audiencia en primer lugar. Cuanto más lo hagamos, más alto será el nivel de liderazgo que alcanzaremos como oradores.

¿En qué nivel acostumbras a quedarte con tus presentaciones? ¿Cómo lo haces para intentar influir a tu audiencia? Gracias por dejar un comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *