Para ser un buen conferenciante debes encontrar primero tu tema

conferencianteEn ocasiones nos fijamos en los grandes conferenciantes como modelos a seguir: gente que con el poder de su oratoria logra conmover a las audiencias y cuyos honorarios les permiten ganar cantidades ingentes de dinero con cada presentación.

A los que nos gusta hablar, poder vivir de ello es un auténtico sueño.

Sin embargo, entrar en el lucrativo circuito de las conferencias no es nada fácil.

 

Encuentra tu tema

El principal reto de alguien que quiere ser un conferenciante profesional es encontrar un tema.

Y cuando hablo de encontrar un tema no significa elegir uno. Elegir el tema sobre el que vamos a hablar no es excesivamente complicado.

Lo verdaderamente difícil es elegir uno que te permita ser tú mismo cuando hablas y que te haga ser diferente al resto.

¿Por qué debes ser tú quien hable sobre ese tema y no puede ser cualquier otro?

Hay un montón de temas sobre los que podrías hablar, seguro, però en la gran mayoría de ellos tu conocimiento o tu experiencia son muy limitados, de modo que tu discurso va a ser uno más, sin un valor añadido que sólo tú puedas aportar.

El camino a seguir para lograrlo es vivir con intensidad el tema.

Lee sobre ello o investígalo. Pero no te conformes con leer un par de artículos. Tienes que leer como para convertirte en el mayor experto en la materia. Porque sólo si te conviertes en un experto, alguien va a querer contratarte para una conferencia.

Si puedes, investiga o trabaja sobre el tema. Convierte el tema en tu dia a dia hasta el punto en que lo tengas tan interiorizado que cuando hables de ello puedas ser tú mismo y sentirte a gusto.

Y profundiza al máximo en el tema. Sólo con ir un poco más allá de donde llegan todos los demás conocerás un grado de experiencia que te va a hacer único.

Mi objetivo para 2016 es encontrar mi tema.

¿Tienes ya uno? ¿Sabes cuál es tu tema? ¿Cómo lograste averiguarlo? Gracias por compartir.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

 

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *