No les pidas que hagan algo. Invítalos a hacerlo.

Hace un par de semanas asistí a una charla impartida por Ferran Ramon-Cortés.

Me llamó la atención una reflexión que hizo sobre el mundo de los libros. Tenemos la concepción de que la compra de un libro debe ser algo muy meditado. Que es frecuente ver a gente en las librerías comparando varios libros en base a la sinópsis de la contraportada. Libros que pueden no valer más de 10€ cada uno. En cambio, uno puede llegar a gastarse esa misma cantidad sin ni siquiera pensarlo ni un momento con una caña y unas tapas.

Me pareció un análisis tan acertado que el día siguiente fui a una librería y me compré un libro. Concretamente uno de los suyos: La isla de los 5 faros.

La isla de los 5 faros

La isla de los 5 faros: Cómo mejorar nuestra comunicación y hacerla más memorable (Prácticos)

Se trata de un libro que se devora rápidamente y que, utilizando una brillante metáfora en forma de historia personal, desgrana 5 claves para una comunicación efectiva.

La mayoría de ellas ya las hemos tratado en este blog (crear un único mensaje, adecuar el lenguaje a la audiencia, contar historias…). Sin embargo, hubo una que me gustó especialmente.

“No les pidas que hagan algo. Invítalos a hacerlo”

Si nos paramos a analizar cómo son la gran mayoría de las presentaciones veremos que en casi todas ellas el ponente pretende que los asistentes hagan algo, realicen un cambio. De hecho, la idea de que cada presentación implique un cambio en la audiencia la defiendo a muerte tanto en el blog como en mis cursos. Así que…¿dónde está el problema?

El matiz está en la actitud del ponente. La gran mayoría de ponentes esperan que su audiencia realice ese cambio y, en cierto modo (de forma explícita o más sutilmente con una actitud autoritaria) se lo exige.

Y cuando uno percibe que le quieren imponer algo acostumbra a reaccionar a la defensiva rechazando aquello que le quieren imponer.

Lo que Ferran Ramón-Cortés nos dice a través de la metáfora es que los faros emiten siempre el mismo mensaje, de forma inalterable, sin importarles en absoluto que algún barco decida pasar de largo en lugar de dirigirse hacia él para entrar en el puerto.

En cierto modo, lo que propone es que actuemos como verdaderos líderes. Que seamos auténticos y coherentes con nuestro mensaje. Porque un buen líder no basa su capacidad de influencia en el grado de poder que ejerce sobre otros sino en mostrarse a sí mismo y cautivar con su determinación, con su convencimiento en algo, con su seguridad en sí mismo…

Los buenos líderes son aquellos a quienes sigues sin que te lo hayan pedido. Tan solo te invitaron sutilmente a hacerlo a través de mostrarte su ejemplo.

A la práctica, la clave consiste en evitar las construcciones del estilo “tenéis que hacer”, “os pido que hagáis”, etc… y empezar a usar expresiones como “os invito a hacer”, mostrando siempre el buen resultado que a vosotros os ha dado o lo felices que sois después de haberlo hecho.

¿Cómo actúas en tus presentaciones? ¿Pides o invitas? Gracias por dejar tu comentario.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico? Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Comentarios

  1. dice

    Muy interesante el artículo, Roger. Me gusta la metáfora del faro que emite el mismo mensaje de forma contínua, independientemente de si alguien se acerca. Al final se trata de creer en tu mensaje, que previamente has ajustado a tu audiencia.
    Respecto a tu pregunta final sobre si pides o invitas, creo que el matiz es sutil.
    Yo a veces lo que hago es pedirles que hagan un experimento y lo que probablemente pasará cuando lo hagan.
    Un experimento es como una prueba, un juego, y creo que empuja más a la acción que cuando le pedimos a alguien que haga algo porque sí.
    Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *