La música amansa las fieras y las audiencias

Hace un año me invitaron a dar una charla en una escuela para todos los profesores. Recuerdo que al empezar, me encontré con un auditorio dividido. En las primeras filas estaba el equipo directivo y en la parte posterior, los profes de la “oposición”.

El caso es que el ambiente se notaba tenso, algo que quedó de manifiesto cuando abrí el turno de preguntas y respuestas.

Resulta muy difícil poder conectar con una audiencia que, a priori, ya viene predispuesta a buscar el conflicto (aunque no tenga nada que ver contigo).

Reflexionando a posteriori, me hice la siguiente pregunta:

¿Qué podemos hacer para que la audiencia llegue de buen rollo a nuestra presentación?

Tal y como la Dra. Susan M. Weinschenk explica en su libro 100 cosas que todo presentador debe saber sobre la gente, la música puede ayudarnos a mejorar el humor de nuestros oyentes. Este es un libro altamente recomendable del cual ya escribí una reseña y a partir del cual han surgido varios artículos en mi blog.

100 Things Every Presenter Needs to Know About People

La música libera dopamina en nuestro cerebro

Según un estudio científico realizado por la Dra. Valorie N. Salimpoor, del Rotman Research Institute en Toronto (Canadá), la música actua en nuestro cerebro liberando dopamina, un neurotransmisor cerebral relacionado con la motivación y la recompensa que ya vimos cuando hablamos sobre cómo despertar el apetito de la audiencia.

Según las observaciones realizadas con Tomografía de emisión de positrones (PET), después de 15 minutos de haber escuchado música, los cerebros de los participantes rebosaban de dopamina.

Esta dopamina se libera en dos áreas distintas de nuestro cerebro en función de si sentimos placer al escucharla o si anticipamos el placer que podemos sentir con la música.

En cualquier caso, la música es un recurso que nos provoca un intenso placer.

La música amansa las fieras…y las audiencias

la música amansa las fieras

Foto obtenida en web.humorenlared.com

La música puede hacer que nos sintamos mejor. Prueba de ello es que existe un disciplina que usa la música como terapia: la musicoterapia.

Y no es casualidad. Existen dos razones basadas en nuestro cerebro que explican por qué puede la música ayudarnos a modificar el estado de ánimo de nuestro público..

1.- La música accede fácilmente a nuestras emociones. Escuchar una canción puede hacernos sentir contentos, tristes, animados… Las músicas van asociadas a sentimientos. Escuchar según que canciones puede hacernos experimentar ciertas emociones.

2.- La música ayuda a mejorar nuestra atención. La música capta la atención de las personas desde muy pequeños. Por eso, cantarle a un niño tiene un efecto casi hipnótico.

Existen otras 10 razones que justifican el uso de la música como terapia. Puedes leerlos todos en el artículo Top 12 brain-based reasons why music as therapy works, de Kimberly Sena.

Pon música antes de tu presentación

Recuerdo que el primer día de la asignatura de Business Intelligence del MBA, cuando llegué a clase el profesor había puesto una canción de fondo (Never forget you, de The Noisettes).

Esa canción desconocida nos sorprendió. No es muy habitual que te pongan música de fondo antes de una clase. Y fue motivo de conversación y bromas con los compañeros durante los minutos previos al inicio de la clase.

Ese día empezamos la clase de muy buen rollo.

Así que, ¿por qué no hacerlo nosotros antes de nuestras presentaciones?

Elige una canción que te guste y te genere buen rollo y pónsela a tu audiencia.

¿No se te ocurre ninguna? Quizás Never forget you de The Noisettes pueda ayudarte.

¿Has probado alguna vez poner música antes de tu presentación? Cuéntanos tu experiencia. Gracias por dejar tu comentario.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico? Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Comentarios

  1. dice

    Hola Roger,
    Muy interesante tu post, como siempre. Me gusta la idea de poner música previamente ya que genera un ambiente distendido y favorable a la presentación posterior.
    ¿Qué te parece la posibilidad de poner música durante tu presentación, en momentos concretos, para reforzar el mensaje, para generar sorpresa y producir un mayor impacto en la audiencia?
    Lo he utilizado varias veces y el resultado fue muy bueno. Por ejemplo, en una presentación con alumnado de secundaria sobre prevención de trastornos alimentarios, les pongo una imagen de Tyrion Lannister (el “enano” de la serie de Juego de tronos), después pongo de manera inesperada la música de la banda sonora, y después les digo que no hace falta tener un cuerpo 10 para lograr éxito, seguidamente pongo sus principales logros. El impacto en la audiencia es espectacular.
    Un abrazo.

    • Roger Prat dice

      Manuel,

      Muchas gracias por tu comentario.

      Siempre que la finalidad de poner música durante tu presentación sea la que tu has definido: reforzar el mensaje produciendo sorpresa e impacto, me parece genial hacerlo.

      Saludos,

      Roger

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *