El caloret de una relaxing cup of café con leche: o cómo cargarte tu reputación en un abrir y cerrar de boca

Rita Barberá

Imagen obtenida en www.caloret.com

Si no habíamos pasado suficiente vergüenza ajena de nuestra clase política después del episodio del Relaxing cup of café con leche de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la semana pasada asistimos al esperpéntico ridículo protagonizado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

De lo de la Sra. Botella ya ha pasado año y medio y sigue bien vivo en la memoria de todos los españoles y de parte del extranjero. Lo de la Sra. Rita Barberá va camino de convertirse también en una triste referencia indeleble en nuestra memoria.

Para quien todavía no lo haya escuchado, os dejo el discurso ya conocido como “El caloret” (de la que incluso se han hecho canciones).

Lo que cuesta que te recuerden por lo bien que lo hiciste y qué fácil es que lo hagan cuando la cagas

Hacer una presentación memorable es muy, muy, muy difícil.

Uno puede trabajar a conciencia la presentación, pero llegar a convertirla en un discurso que trascienda está al alcance de pocos. Pero está claro que intentarlo es el único camino para que te coloquen la etiqueta de buen comunicador.

El camino del aprendizaje y el perfeccionamiento es muy laaaaaargo. Te lo digo por experiencia; llevo ya 3 años aprendiendo a presentar y cada vez veo más lejos el final. Así que uno puede llevarle gran parte de su vida intentar alcanzar el nivel necesario para ser uno de los grandes comunicadores (y puede que no lo llegue a conseguir nunca).

Sin embargo, puedes pasar a la posteridad con una presentación con relativa facilidad si la haces (hablando vulgarmente) con el culo. Sobretodo si se trata de un acto de la trascendencia y repercusión de las Fallas de Valencia.

Con una basta

Lo más grave de todo es que puedes haber hecho muchos discursos y presentaciones aceptables con anterioridad y eso no te va a servir para nada si haces un ridículo como el de las dos alcaldesas. Y no es sólo que tu imagen como comunicador se resienta. También puede salir perjudicado todo el trabajo que haya detrás de esa presentación.

Como en muchas cosas en la vida, sólo hace falta una mancha en tu expediente para que tu reputación se resienta. Cuesta mucho ganársela, y se puede perder en un abrir y cerrar… de boca.

Para una persona como Rita Barberá, que en los 23 años que lleva como alcaldesa de Valencia habrá hecho miles de parlamentos públicos, ser recordada por “El caloret” es un auténtico fracaso personal (especialmente si, como es el caso, ocurrió por una neglicencia suya).

Fallar en prepararse es prepararse para fallar

Esta cita de Franklin es la clave.

A la Sra. Barberá le faltó un día para poder leer el interesante artículo de Sebastián Lora sobre la preparación que publicó justo el día después de su parlamento. Le hubiese venido bien. Y es que la falta de preparación era evidente (por mucho que ella sostenga que fue justamente por haberla preparado demasiado que al final decidió improvisar).

Si realmente se lo preparó, falló en querer improvisar en una ocasión como la Crida de las Fallas. Un evento de popularidad internacional como éste en el que el que habla es el centro de todas las miradas se merece un discurso preparado. Hay demasiado en juego. Si el que había hecho era demasiado encorsetado, falló al prepararlo. O… quizás el problema es que no lo preparó ella.

Y si eso de que quiso improvisar para hacerlo más cercano es mentira, entonces falló por no preparar lo suficientemente bien el discurso.

En cualquier caso, es un error que puede salirle muy caro y que seguro va a dañar su imagen pública (más de lo que ya pudiera estarlo).

Cuando me quedo en blanco, no me olvido de un idioma

Todas esas excusas que ha argumentado la Sra. Rita Barberá podrían servir, que no lo hacen, para justificar la poca coherencia del texto y la falta de estructura y mensaje del discurso.

“Falleres i fallers, vos anime a que deseim… dejeim pasar el fred del verano, el fred de l’hivern i bosquem el caloret, el caloret faller, el caloret, sin duda, el caloret de foc i la flama, el caloret faller, tenim que buscar la llegá de… l’arribada de la festa fallera”

Sin embargo, su inapropiado nivel del idioma en el que habla no tiene excusa. Dejando de lado que sea criticable o no el hecho de que no sepa hablar uno de los idiomas de la ciudad que gobierna, lo que es inadmisible es pretender hacer un disurso en un idioma que no dominas y encima improvisarlo.

Yo, cuando me quedo en blanco cómo ella, no sé qué decir. Pero lo poco que digo, soy capaz de decirlo con corrección sin necesidad de mezclar idiomas o de inventar palabras. El hecho de quedarse en blanco no baja tu dominio de un idioma.

Si a la Sra. Botella, habiéndolo preparado a conciencia, ya le pasó factura su bajo nivel de inglés mostrado en su discurso para defender la candidatura de Madrid a los juegos olímpicos. Salir a la estrada a improvisar en una lengua que no dominas es la negligencia más grande de todas las que cometió la Sra. Barbará.

La conclusión es clara. Prepárate. Prepárate. Prepárate.

No cometas el error de pensar que puedes hacerlo sin preparación, porque eso es ningunear a tu audiencia. El resultado nunca será el mismo que con una buena preparación y terminarás haciendo un discurso para cumplir el expediente. Y eso puede que a ti te valga, como a la Sra. Barberá, pero a tu audiencia no le gustará nada que le hagas perder el tiempo. Y seguramente lo pagarás caro, al igual que puede ocurrirle a la Sra. Barberá.

Claro que, visto como van las cosas en este país, puede que incluso vuelva a ganar las elecciones con mayoría absoluta. Desafortunadamente, para ocupar ciertos cargos las capacidades y habilidades del candidato parece ser que no cuentan para nada.

¿Crees que Rita Barberá fue imprudente al improvisar el discurso? ¿Crees que debería haber hecho el discurso en castellano si no domina el valenciano? Gracias por dejar tu opinión.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

 

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *