Cómo utilizar el humor en las presentaciones (3):¿Cómo ganar la simpatía del público?

El pasado abril, en Mallorca, tuve la suerte de asistir por sorpresa a una actuación de Gromic. Fueron unos minutos mágicos llenos de humor que sacaron grandes carcajadas por parte de todos los asistentes. Meses más tarde, cuando me planteaba la necesidad de aprender más sobre cómo utilizar el humor en las presentaciones, acudí a él para pedirle un guest post. El resultado es esta serie de 3 artículos que responden 3 preguntas que creo que han pasado por nuestras cabezas cada vez que hemos querido utilizar el humor en las presentaciones.

En el primer artículo respondimos a la pregunta: ¿Por qué mis chistes no funcionan? En el segundo aprendimos a hacer frente al fracaso. En el último artículo trataremos de uno de los verdaderos quebraderos de cabeza de cualquiera que desee utilizar el humor en las presentaciones.

¿Cómo ganar la simpatía del público?

Público entregado

A veces, cuando quieres utilizar el humor en las presentaciones y te expones delante de un público, quieres ir de guays, lo cual es absolutamente normal y comprensible. Pero en el escenario te expones a posibles (y seguras) críticas, y eso ya no es tan guay.

Muchos profesionales y amateurs piensan que tienen que ir de “don perfecto”, pero todo el mundo sabe que nadie es perfecto y que si uno intenta parecerlo es como si mintiera, lo cual disgusta a la gente.

Uno no puede forzar a la gente a mirar sólo la cara “guay” de su prisma en lugar de dejarles elegir el lado que les apetezca.

Pero no nos equivoquemos, porque él no ir de “guapo” y pretensioso no quiere decir que uno no tenga confianza en sí mismo o que tenga que disminuirse. Uno puede sentirse orgulloso de sí mismo y ser a la vez humilde de cara a los demás. Uno debe sentirse único y diferente pero nunca mejor que el vecino.

En el mundo del clown se debe hacer lo opuesto a buscar a ser “don perfecto”. Se trabaja para parecer lo más tonto posible, se juega con las vulnerabilidades de uno mismo, y todo eso requiere un proceso, porque se nos educa para no fracasar y para ser “in-criticables”.

Cuando uno juega con sus vulnerabilidades, provoca que el público comparta ese juego y no se ría “del” artista sino “con” el artista.

Por otra parte, el público en general se siente más identificado con alguien que no sea del todo perfecto, porque se le parece más a él.

Imagínate un superhéroe: súper fuerte, súper guapo, súper inteligente, súper… la verdad, ¿tú crees que sería capaz de hacerte reír? ¿O sería más bien su amigo “el tontito” el que lo consiguiera?

Así que para utilizar el humor en las presentaciones y hacer gracia, no tienes que parecer nunca superior a los demás. Incluso el público debe sentirse superior a ti convirtiéndote en un niño indefenso, de forma que cualquier cosa que hagas sea vista con gracia y ternura.

Tus vulnerabilidades encima del escenario se convierten en fuerza si, en vez de disimularlas, las compartes con tu público.

_________________________________________________

GromicGromic (Michaël Gueulette) es un cómico visual belga establecido en Barcelona. Siembra su magia de la sencillez y de la risa de festival en festival a través toda Europa.

Autor de www.serpayaso.com, en donde comparte de manera concreta las lecciones que va aprendiendo de la realidad del mundo del espectáculo para desarrollar el talento y el éxito de sus lectores encima del escenario.

Su sitio artístico: www.gromic.eu

____________________________________________

¿Quieres recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico? Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *