Cómo utilizar el humor en las presentaciones (2):¿Qué hacer en caso de fracaso?

El pasado abril, en Mallorca, tuve la suerte de asistir por sorpresa a una actuación de Gromic. Fueron unos minutos mágicos llenos de humor que sacaron grandes carcajadas por parte de todos los asistentes. Meses más tarde, cuando me planteaba la necesidad de aprender más sobre cómo utilizar el humor en las presentaciones, acudí a él para pedirle un guest post. El resultado es esta serie de 3 artículos que responden 3 preguntas que creo que han pasado por nuestras cabezas cada vez que hemos querido utilizar el humor en las presentaciones.

En el primer artículo respondimos a la pregunta: ¿Por qué mis chistes no funcionan? En este artículo abordaremos otro de los temores que los presentadores afrontan al utilizar el humor en las presentaciones.

¿Qué hacer en caso de fracaso?

Tierra trágame

Fracasar en el escenario es parte del desarrollo de toda persona en el mundo de las presentaciones. El camino del presentador nunca termina, pero aquellos que perseveran y no lo abandonan acaban mejorando.

Como he comentado en el artículo anterior “¿Porque mis chistes no funcionan?” para utilizar el humor en las presentaciones es básico aceptar que el público tiene su propia manera de reaccionar.

Algunos artistas, ante un fracaso, le echan la culpa al público y dicen…. “este público no ha entendido nada”. Pues que sepas que, además de ser una falta de respeto hacia una gente que ha perdido su tiempo en escucharte, puede ser que si no han entendido nada, si existe un culpable, este eres tú porque a lo mejor has usado un material inadecuado para ellos.

Así que siempre será más útil pensar que tú eres el responsable y que puedes cambiar la situación que no echarle la culpa a los demás.

En el escenario, debes trabajar tu humildad para aceptar que un chiste no funcione como lo desearías, porque si no la trabajas, la experiencia te lo enseñará a golpes.

Si actúas con humildad tendrás siempre tres ventajas:

  1. Crecerás más rápido porque aceptarás las lecciones de la situación en vez de perder tu tiempo y energía en encontrar excusas.
  2. Resultarás más simpático de cara al público.
  3. No lo vivirás como una tragedia, lo que puede hacer que no quieras volver a un escenario.

“Vale, vale, muy bonito lo que dices pero ¿yo qué hago en caso de fracaso?”

Existe en el mundo del payaso una técnica que se llama “el fracaso”, aunque más bien se podría definir como “aprender a encajar el fracaso”.

En resumidas cuentas se basa en compartir la reacción emocional de tu fracaso con tu público.

Si al utilizar el humor en las presentaciones te das cuenta de que el público es consciente de que hiciste un chiste que no funcionó, pues sencillamente “denuncia” tu intento con la emoción que tienes: “querido público, me siento patético porque acabo de fracasar haciendo un chiste que no funcionó”… esto te hará sentir mucho mejor y desahogarte y además te hará ganar la simpatía del público.

En el tercero y último artículo de esta serie aprenderemos cómo ganar la simpatía del público. Si no quieres perdértelo puedes recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico. Solo tienes que suscribirte aquí.

_________________________________________________

GromicGromic (Michaël Gueulette) es un cómico visual belga establecido en Barcelona. Siembra su magia de la sencillez y de la risa de festival en festival a través toda Europa.

Autor de www.serpayaso.com, en donde comparte de manera concreta las lecciones que va aprendiendo de la realidad del mundo del espectáculo para desarrollar el talento y el éxito de sus lectores encima del escenario.

Su sitio artístico: www.gromic.eu

____________________________________________

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *