Cómo utilizar el humor en las presentaciones (1): ¿Por qué mis chistes no funcionan?

El pasado abril, en Mallorca, tuve la suerte de asistir por sorpresa a una actuación de Gromic. Fueron unos minutos mágicos llenos de humor que sacaron grandes carcajadas por parte de todos los asistentes. Meses más tarde, cuando me planteaba la necesidad de aprender más sobre cómo utilizar el humor en las presentaciones, acudí a él para pedirle un guest post. El resultado es esta serie de 3 artículos que responden 3 preguntas que creo que han pasado por nuestras cabezas cada vez que hemos querido utilizar el humor en las presentaciones.

Empezamos esta serie hablando de una de los aspectos que nos causan mayor frustración al utilizar el humor en las presentaciones.

¿Por qué mis chistes no funcionan?

No hace gracia

Si has preparado un chiste para tu presentación y cuando llega el momento al público no le parece gracioso… si una terrible sensación de fracaso te inunda… entonces no te preocupes, estás evolucionando en tu carrera delante él público.

Todos hemos visto alguna vez a un cómico que, creyéndose muy gracioso, no lo era en absoluto. La situación rayó el patetismo y estoy seguro que ni a ti ni a nadie le gustaría pasar por ello…

Amigo, si quieres vivir de esta profesión y utilizar el humor en las presentaciones, piensa que experimentar el fracaso es una parte muy importante dentro de tu desarrollo como presentador. El fracaso enseña lo que puedes corregir y fortalece tu mentalidad y, sorprendentemente, las cosas empiezan a funcionar cuando asumes que puedes fracasar.

No te asustes porque, parece mentira, pero con el tiempo y la experiencia, se desarrolla un instinto que te avisa de qué es lo que va a funcionar y qué es lo que no en tu presentación (aunque nunca uno tiene la garantía absoluta).

Ten en cuenta que en un chiste hay que tener en cuenta dos cosas de igual importancia: la “escritura” y la”entrega”.

La “escritura” es importante porque tu chiste tiene que ser adecuado a tu público, debe sorprender, debe entenderse, etc. pero no me voy a extender porque sobre la escritura ya hay demasiados especialistas.

Detengámonos en la “entrega”, porque es tu actitud y tu mentalidad en el preciso momento en que lo cuentas la que marca las diferencias….

Imagínate que te dijera: ¡ríete ahora! A lo mejor no solamente no te reirías sino que provocaría el efecto adverso al deseado levantando un muro psicológico que impediría que te rieses a partir de entonces.

Pues si cuentas un chiste, pasa un poco lo mismo. El principiante suele cometer un error que es contar el chiste con la expectativa que el público se ría y eso, además de ser un error, es algo que traspasa el escenario y que el público nota.

Esa expectativa, además, provoca una tensión innecesaria que acaba comunicándose al público y que hace que este no se encuentre ni cómodo ni natural.

Por eso yo diría que es psicológicamente más difícil contar un chiste preparado que uno que sea improvisado, porque en el segundo no vas predispuesto a que la gente se ría y su risa supone un premio añadido.

Esa diferencia es tan sutil como el efecto mariposa, aquel en que la diferencia entre un día de verano y una tempestad radicaba en la misma diferencia de presión provocada por el simple aleteo de una mariposa.

Cuando quieras utilizar el humor en las presentaciones debes tener claro que el público tiene siempre el derecho a sentir y reaccionar como le plazca y no como a ti te apetezca, y que los chistes y las bromas siempre funcionarán mejor si tu mente está preparada para aceptar el fracaso y si no está esperando una respuesta positiva del público.

Por eso cuando cuentes un chiste, concéntrate en la estructura del mismo y no en la reacción del público.

En el segundo artículo de esta serie veremos qué hacer en caso de fracaso. Si no quieres perdértelo puedes recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico. Solo tienes que suscribirte aquí.

_________________________________________________

GromicGromic (Michaël Gueulette) es un cómico visual belga establecido en Barcelona. Siembra su magia de la sencillez y de la risa de festival en festival a través toda Europa.

Autor de www.serpayaso.com, en donde comparte de manera concreta las lecciones que va aprendiendo de la realidad del mundo del espectáculo para desarrollar el talento y el éxito de sus lectores encima del escenario.

Su sitio artístico: www.gromic.eu

____________________________________________

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Comentarios

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *