¿Cómo recuperar la voz en un día?

Te despiertas un buen día por la mañana. Sabes que va a ser un día intenso porque debes acabar de preparar una presentación importante del trabajo para mañana y ayer tuviste la fiesta de cumpleaños de tu mejor amigo y fuiste a dormir tarde. Al salir de tu habitación te cruzas con tu madre en el pasillo y, cuando vas a devolverle los “buenos días”… ¡¡¡Horror!!! ¡¡¡Eres incapaz de pronunciar una palabra audible!!! Estás completamente afónic@.
¡Diós mío! ¡Y mañana es la presentación! ¡Y yo aquí, sin voz!

¿Te has encontrado alguna vez en una situación parecida?

En ese caso seguro que en tu cabeza resonó la siguiente pregunta:

¿¿¿Cómo puedo recuperar la voz en un día???

afónica

Foto obtenida en blog.enfemenino.com

Eso mismo me preguntó mi amiga Cristina el domingo pasado.

Tenía un curso de formación interno en su empresa que impartía ella misma y a la que acudía gente (unas 15 personas) que se habían desplazado desde distintos puntos de la geografía española a Barcelona para la ocasión. Así que suspender el evento estaba totalmente descartado.

Y sin embargo, tenía serias dificultades para hablar de tú a tú conmigo. Así que no hacía falta pensar mucho para intuir cómo le podía ir hablando a una audiencia de 15 personas.

“¿Hay algo que me ayude a recuperar la voz en tan poco tiempo?”

Concierto en invierno

Durante muchos años (unos 25) yo canté en un coro. A pesar de ser un coro amateur, la escasez de tenores siempre hacía que mi presencia (y la del resto de tenores), en condiciones, fuera determinante para el éxito de los conciertos.

Como ensayábamos en la Parroquia de Santo Tomás de Aquino, cada 28 de enero dábamos un concierto en la iglesia para festejar el día de Santo Tomás. Eso implica que cada año debíamos cantar cuando hacía más frío. Y aunque eso no era nada extraordinario, acostumbraba a pasar que siempre había uno u otro que llegaba resfriado al concierto. Y en ocasiones, sin voz.

El frío y la fatiga (por ejemplo la ocasionada por haber salido de fiesta la noche antes) son quizás los dos peores enemigos de nuestras cuerdas vocales.

Dentro de ese mundillo siempre hay gente que te recomienda distintos remedios caseros para recuperarse de una afonía pasajera como esta. Sin embargo, de todas las cosas que probé durante todos esos años, hay una que destaca por encima del resto por su eficacia y rapidez.

Clorato de potasa

clorato de potasaEl clorato de potasa son unas pastillitas que puedes adquirir en la farmacia y que actúan como sedante para tu faringe.

Debo advertirte que tienen un gusto horrible, pero en cuestión de unas horas, empiezas a recuperar tu voz.

Puede que leas por la red que se utiliza también el clorato de potasa en las inyecciones letales. No te asustes. Supongo que todo es cuestión de concentraciones. Puedo asegurarte que yo me habré tomado 3 o 4 en una tarde y lo única que casi me mata es el sabor ;-)

Por lo que he podido leer en algunos blogs de farmacias, el clorato de potasa sigue siendo hoy en día el mejor remedio para curar la afonía pasajera de forma rápida. De hecho, es el método que muchos actores y cantantes siguen usando.

Déjame subrayar de nuevo lo de afonía PASAJERA. Todo lo que te cuento en este artículo es válido para las afonías puntuales que puedas tener a causa de un resfriado o de la propia fatiga por haber estado un tiempo prolongado forzando la voz (por ejemplo, cantando a pleno pulmón en un concierto de tu grupo favorito). Para afonías crónicas, el clorato no hace nada. En ese caso es recomendable dejarse aconsejar por un foniatra o un logopeda y, si procede, apuntarse a clases de canto.

Por suerte para Cristina, lo suyo era absolutamente pasajero, así que le recomendé el clorato de potasa.

¿Cómo le fue a Cristina?

Cristina, recuperó la voz a tiempo.

El martes me llamó Cristina para decirme que se había obrado el milagro.

Pudo retrasar la presentación para ganar unas horas y se tomó el clorato de potasa (dos pastillas por la tarde y dos por la mañana, antes de la presentación). Lo suficiente como para recuperar la voz necesaria para impartir la formación, que, por cierto, fue todo un éxito.

¿Te has encontrado alguna vez sin voz el día antes de una presentación? ¿Qué hiciste para recuperarla? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

 

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Comentarios

  1. Beatriz dice

    Hola Roger:

    Soy Beatriz. Me ha sido muy útil toda la información pero necesito saber donde comprar las pastillas de “clorato de potasa” y que sea fiable.
    Soy española pero he preguntado y me han dicho que están descatalogadas por ser demasiado efectivas, baratas… y por lo visto ya no se venden. Es eso cierto?? Jo…que pena y lo necesito de verdad porque suelo padecer bastante de la garganta, soy profesora.

    GRACIAS y espero respuesta. Muy amable por todo!

    Un saludo!!

    • Roger Prat dice

      Hola Beatriz,

      Yo siempre las he comprado en farmacias, aunque ahora, por suerte, hace bastante tiempo ya que no las he necesitado y desconozco si han sido descatalogadas. Siento no poder ayudarte más.

      Saludos

  2. Consuelo Pérez dice

    Hola !
    Les quiero compartir mi testimonio a cerca de mi afonía .Por muchos años e sufrido de afonia pasajeras y mi solución inmediata siempre fue Coca cola calientita una tasa pequeña cada dos horas y es lo que recomiendo por su efectividad y tambien leche caliente con 5 caramelos de menta derretido con la leche antes de dormir .Son remedios de mi madre y la verdad son efectivos .Y saben a rico .Espero les ayude las recetas de mi madre .

    Saludos

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *