¿Cómo evitar que tu audiencia filtre tu discurso?

Nikon vs CanonYo tengo una cámara Nikon.

En el mundo de la fotografía ocurre lo mismo que en muchos otros ámbitos: te posicionas con una marca. Eres de Apple o eres de Android. Eres de Nikon o de Canon. Y yo soy de Nikon.

Y siempre está el típico conocido que se identifica con la marca rival e intenta convertirme con una interminable lista de argumentos.

Sin embargo, por más argumentos que me ofrecen, yo quiero siempre mantenerme fiel a mi marca, de modo que dejo de escucharle. Desconecto. O, dicho de otro modo, filtro la información.

¿Te ha ocurrido alguna vez?

Si nosotros  lo hacemos, ¿existe alguna razón por la que no pueda hacerlo nuestra audiencia?

Y más importante todavía. ¿Cómo puedes evitar que filtren tu discurso?

¿Por qué filtramos?

En la era de la información, estamos inundados constantemente de estímulos. Tantos que no podemos procesarlos todos y necesitamos seleccionar cuáles atender y cuáles obviar.

Por supuesto que tenemos varios mecanismos para lograrlo, pero uno de ellos, el que nos interesa, consiste en ignorar aquella información que no respalda nuestras creencias.

Es decir, hacer caso omiso de aquella información que va en contra de tu ideología política, de la marca de tu coche, de la marca de tu cámara de fotos…

Y lo hacemos independientemente de si los argumentos en contra son acertados. De modo que tener la razón no es suficiente para conseguir que no nos filtren. Necesitamos una estrategia.

3 pasos para evitar que nos filtren

Cuando hacemos una presentación queremos que la gente se abra a nuestras ideas, por lo que es imprescindible que no filtren lo que les estamos diciendo.

La Dra. Susan M. Weinschenk, en su libro 100 cosas que todo presentador debe saber sobre la gente, nos ofrece 3 pasos para lograr que las personas dejen de filtrarnos.

1.- Empieza por aquello que sabes que creen

Si empiezas la presentación hablando de lo contrario que ellos piensan, les vas a perder muy pronto. En cambio, si empiezas con una idea que ellos comparten, vas a tener la oportunidad de ir un poco más lejos.

2.- Sorpréndelos

Una forma de superar el filtro de la gente es presentándoles una información o una experiencia que no se esperan. Por ejemplo una estadística que dice que de cada 20 cámaras que se venden, 14 son Canon, 5 son Nikon y 1 es Pentax. Uno no espera unas cifras tan contundentes a favor de la marca contraria, y esa sorpresa te hace reflexionar sobre si realmente tu opción es la más indicada y si no deberías informarte un poco mejor.

3.- Plantea una situación de disonancia cognitiva

Ya hablamos de ello hace 3 años en el artículo Disonancia cognitiva: el secreto para conseguir que tu audiencia haga lo que quieres. Se trata de confrontar dos ideas que entran en conflicto con nuestras creencias. Yo creo que las cámaras Nikon son las mejores y sin embargo la mayoría de usuarios prefieren una Canon. Ambas ideas son ciertas y contradictorias, de modo que para poder estar en paz con uno mismo, es necesario cambiar una de las dos ideas. Y como las estadísticas no se pueden cambiar, lo lógico es pensar que quizás las Nikon no sean las mejores.

¡¡¡Filtro desactivado!!!

¿Has utilizado esta técnica alguna vez? ¿Quizás lo lograste de otro modo? Gracias por compartir tu experiencia.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *