Cómo conectar con la audiencia (6): proxemia

Hoy hace justo 2 años que terminamos una serie de 5 artículos bajo el título Cómo conectar con la audiencia en los que relatamos pequeños trucos para conseguir una conexión emocional con tus oyentes.

Era consejos basados en la empatía con tu audiencia: comprender sus necesidades, hablar el mismo idioma…

Hoy quiero añadir un sexto artículo a esa misma serie, pero esta vez el consejo que te voy a ofrecer está más relacionado con un aspecto físico: la proxemia.

¿Qué es la proxemia?

El término proxemia se refiere al empleo y a la percepción que el ser humano hace de su espacio físico, de su intimidad personal; de cómo y con quién lo utiliza. Se trata de un concepto acuñado en 1963 por el antropólogo estadounidense Edward T. Hall.

Hall notaba que la distancia social entre la gente, está generalmente correlacionada con la distancia física y describía cuatro diferentes tipos de distancia. Estas distancias serían subcategorías del espacio personal o informal.

  • proxemiaDistancia íntima: es la distancia que se da entre 15 y 45 centímetros. Es la más guardada por cada persona. Para que se dé esta cercanía, las personas tienen que tener mucha confianza y en algunos casos estarán emocionalmente unidos, pues la comunicación se realizará a través de la mirada, el tacto y el sonido. Es la zona de los amigos, parejas, familia, etc. Dentro de esta zona se encuentra la zona inferior a unos 15 centímetros del cuerpo, la llamada zona íntima privada.
  • Distancia personal: se da entre 46 y 120 cm. Estas distancias se dan en la oficina, reuniones, asambleas, fiestas, conversaciones amistosas o de trabajo. Si estiramos el brazo, llegamos a tocar la persona con la que estamos manteniendo la conversación.
  • Distancia social: se da entre 120 y 360 centímetros. Es la distancia que nos separa de los extraños. Se utiliza con las personas con quienes no tenemos ninguna relación amistosa, la gente que no se conoce bien. Por ejemplo: la dependienta de un comercio, el albañil, los proveedores, los nuevos empleados, etc.
  • Distancia pública: se da a más de 360 centímetros y no tiene límite. Es la distancia idónea para dirigirse a un grupo de personas. El tono de voz es alto y esta distancia es la que se utiliza en las conferencias, coloquios o charlas.

La comunicación tradicional vs la comunicación actual

distancia públicaExplica el Dr. Nick Morgan en su libro Give your speech, change the world que antiguamente, la comunicación tenía lugar en la zona pública. Grandes espacios repletos de personas y un orador situado a una distancia pública de ella hablando en un volumen alto para ser escuchado.

Eso ha sido así durante siglos. Sin embargo, a finales del siglo XX, un nuevo invento revolucionó la forma que tenemos de comunicarnos. Se trata del televisor.

La tele ha acercado a los personajes ilustres a nuestras casas traspasando la distancia pública (en donde permanecían hasta entonces) para situarse dentro de la distancia social.

Quien más quien menos, todos vemos la tele a una distancia superior a 1,20 metros e inferior a los 3,6 metros. Así que nos hemos acostumbrado a que la comunicación tenga lugar en esa zona social a la que antes no tenían acceso.

Hasta tal punto, que ahora, el ser humano, espera que la comunicación tenga lugar en esa zona. Y todo lo que ocurre más allá de esta (en la zona pública) pierde interés o, al menos, resulta más difícil de conectar con ello.

Aproxímate a tu audiencia

Por eso el Dr. Morgan nos propone que durante nuestro discurso, si es posible, nos acerquemos a la gente hasta tenerla a unos 2 o 3 metros de distancia.

Evidentemente no podrás aproximarte a todos a la vez, por lo que lo que sugiere es ir cambiando de persona o de sector al que te acercas. Aprovecha los puntos clave de tu presentación para acercarte y usa las transiciones para desplazarte hacia otro punto.

Para una mayor conexión, una vez estés situado delante de alguien, usa el contacto visual para captar la atención no sólo con esa persona, sino también con aquellas que están a su alrededor.

¿Acostumbras a aproximarte a tu público? ¿O te mantienes siempre dentro de esa distancia pública de la comunicación tradicional? Gracias por compartir tu experiencia en un mensaje.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *