Adivina en qué plaza está aparcado el coche para hacer mejores presentaciones

Hoy empiezo el artículo proponiéndote este juego de lógica.

¿Qué número de plaza de parking se esconde bajo el coche? 

Enigma del parking

¿Sabes la respuesta?

Lo reconozco. Soy de los que cuando les plantean un problema de lógica como el del Cumpleaños de Cheryl se ponen tontos ;-)

Y hace un par de días me llegó el juego que te he propuesto al empezar este artículo.

Inmediatamente mi mente analítica detectó que los números 16, 06, 68, 88 y 98 no eran correlativos e imaginé un parking tan grande que los números, al llegar a 100, empezaban de nuevo en cero. Y además, no se enumeraban por filas (como viene siendo habitual) sino como en  las taquillas del gimnasio, que lo hacen por columnas.

Entonces me entretuve un rato a buscar si había alguna relación entre los números que me permitiese saber el número de filas por columna para poder hallar así la numeración que había debajo del coche.

¿Has hecho tú también algún razonamiento parecido al mio?

La solución al problema del parking

Luego de un rato de darle vueltas sin suerte alguna, me fije en un par de detalles del artículo en el que venía el juego: “Respóndase en 20 segundos” y “Problema resuelto por niños de 6 años”. La respuesta tenía que ser mucho más evidente.

Y fue entonces cuando me di cuenta del error. Había equivocado el punto de vista.

parking enigma inversoAl girar el dibujo, los números que se leen son 86, 88, 89, 90 y 91. Números consecutivos que siguen la distribución habitual y normal de un parking cualquiera. Y por lo tanto, el número escondido es el 87.

¿Lo acertaste fácil o también te has complicado la vida como yo?

Tanto si somos muchos los que caímos en la trampa, como si soy yo el único, lo que me ocurrió durante la resolución del problema és lo mismo que le ocurre a muchas personas cuando intentan resolver una presentación.

El punto de vista equivocado

Muchas personas, cuando se plantean cómo afrontar la preparación de una presentación lo hacen desde el punto de vista que tienen más por la mano: el suyo.

Así pues, se plantean hacer una presentación de SU producto, de SU proyecto, de SU empresa… Y nuestro punto de vista es tan amplio…  Lo sabemos todo sobre aquello de lo que vamos a hablar. Tenemos muchísima información y, para nosotros, todo es absolutamente importante.

Eso se traduce en varios problemas habituales en las malas presentaciones: pérdida de foco, dilución del mensaje principal, dificultad para simplificar y una complicación innecesaria del proceso de comunicación.

¿Cómo puedo explicar el organigrama de mi empresa de forma ágil sin que se vuelva un tostón? ¿Cómo puedo presentar los números de mi proyecto a mi jefe sin que este muera de aburrimiento sin haber entendido nada?

Al igual que me ocurrió con el problema del parking, planteamos todo el argumentario en base a cómo vemos nosotros el problema o el tema. Y, como se ha visto, eso acostumbra a traducirse en una complicación del problema totalmente innecesario.

Busca siempre el punto de vista de tu audiencia

Esa acostumbra a ser siempre la mejor forma (y diría que la única válida) para resolver una presentación.

Mira el problema desde el punto de vista de los oyentes que vas a tener delante.

¿Por qué deberían estar interesados en tu empresa? ¿Por qué deben querer comprar tu producto? ¿Por qué les conviene dar luz verde a tu proyecto?

No se trata de explicar TU producto, TU idea o TU empresa sino de contarles cómo tu producto, tu proyecto o tu empresa les ayuda a resolver SU problema. Ese es el enfoque ganador.

¿Cuál es el punto de vista con el que preparas tus presentaciones? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

Comentarios

  1. consuelo higuita dice

    En la medida que he ido leyendo voy reflexionando en todos errores en que he incurrido.
    Por eso estoy feliz al encontrar semejante oportunidad de enmendar -los.
    Al ser consciente de esto adquiero seguridad, lo que me permite ser mas elocuente y clara. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *