5 trucos para controlar el tiempo en nuestras presentaciones

would ya look at the time… [985]

Una de las mayores faltas de respeto que un presentador puede mostrar hacia el público es excederse del tiempo que tiene asignado para hacer su presentación. Y, por desgracia, es algo que ocurre muy a menudo.

Ser capaces de controlar el tiempo que llevamos y el tiempo que nos queda es fundamental. Porque sobre la marcha uno puede modificar el guión previsto para adaptar nuestro discurso al tiempo real que queda para terminar, y de este modo se evita pasarnos de tiempo.

Sin embargo, mirar al reloj durante nuestra presentación puede ser considerado también como un gesto de desinterés y de tener ganas de terminar cuanto antes. Así que usar nuestro reloj no es una buena idea.

¿Cómo podemos controlar el tiempo en nuestras presentaciones?

Quiero proponerte 5 maneras de controlar el tiempo en nuestras presentaciones.

1.- Practica, practica Y practica

Sin duda alguna, practicar una vez tras otra tu presentación es el mejor método para conseguir que ésta se ciña al tiempo asignado con una precisión suiza.

Sin embargo, este sistema implica muchísimo tiempo y puede ir en contra de nuestra naturalidad si se abusa en exceso de la memoria.

2.- Haz tu presentación más corta del tiempo asignado

Este método, aparte de ser muy ideal porque nos curamos en salud, es muy interesante porque nos permite hacer participar al público. Y al tener tiempo de sobra, podemos olvidarnos del tiempo por completo. Por contra, vamos a exponernos a las preguntas del público, lo cual, en ocasiones puede imponer cierto respeto.

Para aprender a afrontar el turno de preguntas y respuestas con éxito te recomiendo el artículo con consejos para responder preguntas envenenadas y el artículo con consejos para cuando nadie pregunta.

3.- Utiliza un presentador inalámbrico con cronómetro

Vimos hace unos días la conveniencia de presentar usando un presentador inalámbrico. Si además éste incluye una funcionalidad para controlar el tiempo como en el caso del Logitech Professional Presenter R700, podemos controlar el tiempo a medida que avanza nuestra presentación.

El único pero es que éstos dispositivos no acostumbran a permitir personalizar los intervalos de aviso, así que debemos adaptarnos a los preestablecidos por el fabricante (5, 2 y 0 minutos en este caso).

4.- Utiliza una aplicación cronómetro con tu tablet

Presentation ClockAunque la oferta de aplicaciones cronómetro es amplia, os voy a hablar de la que yo utilizo: una aplicación para iPad llamada Presentation Clock. Esta aplicación tiene un display que puede verse a distancia, con lo que es ideal para situarlo un poco delante nuestro e ir controlando el tiempo sobre la marcha.

Además, se pueden personalizar los intervalos, de modo que podemos decidir cuando queremos que los números cambien de verde a naranja y cuando de naranja a rojo, de modo que eso nos ayuda a controlar el avance de nuestra presentación en los puntos que nos interesan. Por ejemplo, si sabemos que, para terminar a tiempo, una historia debemos haberla contado antes de que queden 14 minutos. Y también ofrece la posibilidad de utilizar vibración o sonido como sistema de alerta.

5.- Pide a alguien del público que te avise

Por último, puedes buscar un cómplice entre la audiencia que te avise en los momentos que a ti te convenga. Por ejemplo, en los clubes Toastmasters hay un responsable de avisar a los ponentes mediante un sistema de semáforos en los tiempos pactados previamente con el presentador.

Este sistema tiene el inconveniente de que, según como se acuerde el sistema de aviso, dependerá en exceso del contacto visual entre el presentador y su cómplice, pudiendo mermar el contacto visual con el público.

¿Conoces algún otro truco para controlar el tiempo en tus presentaciones? Gracias por compartirlo en un comentario.

¿Quieres recibir los próximos artículos de Presentable.es en tu correo electrónico? Suscríbete aquí.

Entradas Relacionadas:

APRENDE GRATIS
a presentar con éxito

¡INSCRÍBETE AL CURSO ONLINE!

Para más información sobre el curso haz click aquí.

 

Al inscribirte al curso recibirás también la Newsletter de Presentable

Comentarios

  1. dice

    Estoy totalmente de acuerdo. Controlar el tiempo es fundamental por respeto al público. De hecho, el público tiene un sexto sentido que les permite darse cuenta cuando una presentación va a alargarse. Cuando perciben esto, la desconexión es inmediata.

    Hace unos meses escribí un artículo en la misma línea que me parece complementa a tus buenos consejos. Me permito la libertad de compartir el enlace para enriquecer esta entrada. Te invito a que hagas lo mismo en la mía, si te parece.

    http://www.declamatoria.com/como-controlar-el-tiempo-de-nuestras-presentaciones/

    • Roger Prat dice

      Gracias por el comentario y por el enlace, Sebastián.

      Coincido contigo en que pasarse del tiempo es, para mi, una de las mayores faltas de respeto que un ponente puede tener con su público. Y es fundamental trabajar bien tu presentación, tal y como propones en tu artículo, para evitarlo. Mis consejos sólo son para poder controlar el tiempo que ha transcurrido o el que nos queda por concluir. Pero sin una buena preparación, estas herramientas no sirven de mucho.

      Un saludo!

  2. dice

    Hola!

    Roger acertado como siempre.

    En mi caso, utilizo un “truco” bastante elemental y económico. En todas las presentaciones contamos con una pequeña mesa, un atril, etcétera; lo primero que hago antes de comenzar, apenas entro es escena, es quitarme el reloj y colocarlo sobre el atril de manera que al pasar por allí “disimuladamente”veo la hora.
    Es inconveniente mirar la hora directamente, porque en todos las casos, la audiencia también lo hace.
    Roger, gracias por tus pertinentes sugerencias. Te seguiré leyendo!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *