5 características del lenguaje no verbal de las TED talks virales

¿Qué hace que unas presentaciones tengan poca repercusión mientras otras se convierten en virales y circulan por las redes sociales a toda velocidad?

TED Talks

En Octubre de 2012 vimos 5 elementos comunes de los grandes presentadores TED. El artículo en cuestión estaba hecho a partir del análisis de las 10 visitas TED con más visitas por aquel entonces. No se trataba de un estudio minucioso del que se puedan sacar grandes conclusiones, pero sirvió para ilustrar la importancia de hablar con pasión, de utilizar el sentido del humor, de contar historias, de hacer presentaciones visuales y de ajustarse al tiempo disponible.

Pero uno siempre quiere más, así que en esta ocasión quiero compartir con vosotros un interesante estudio realizado por Vanessa Van Edwards y Brandon Vaughn que ha sido publicado en Science of People y que revela 5 secretos de una TED talk exitosa, centrándose sólo en el lenguaje no verbal.

Credibilidad, Carisma e Inteligencia

TED studyEn el estudio de Van Edwards, se pidió a 760 voluntarios que visualizaran cientos de horas de TED talks y valoraran a los ponentes en cuanto a credibilidad, carisma e inteligencia.

Las TED talks elegidas pertenecían a los dos grupos: uno con aquellas con poca repercusión y otro con las más virales. El motivo es que dos presentaciones como las de la imagen, sobre una misma temática y colgadas en el portal de TED en fechas muy próximas, tienen suertes muy distintas en cuanto a visualizaciones.

El estudio, por lo tanto, pretende hallar el patrón que caracteriza a las TED que consiguen mayor número de visualizaciones que el resto.

He aquí las conclusiones.

1.- No es lo que dices, sino cómo lo dices

A los participantes se les dividió en dos grupos: unos que visualizaron las presentaciones con sonido y otros que lo hicieron sin sonido. Al analizar las valoraciones de ambos grupos y compararlas entre sí, no se percibió una diferencia significativa entre visualizar el video con y sin sonido.

Eso significa que ni la credibilidad, ni el carisma, ni tampoco la inteligencia dependen de las palabras usadas ni del mensaje, sino que se basan en el lenguaje no verbal del ponente.

Sin embargo, pasamos más tiempo e invertimos más energía en preparar el contenido de las presentaciones que ensayando su ejecución. Eso es algo que deberíamos cambiar si queremos hacer presentaciones con éxito. Soy el primero en defender a muerte una buena preparación de la presentación, pero estoy de acuerdo que no debemos descuidar su puesta en escena.

2.- Cuanta más gesticulación con las manos, más éxito tiene la presentación

Al fijarnos en el lenguaje corporal de los ponentes salta a la vista una diferencia entre las presentaciones virales y el resto: la gesticulación con las manos.

Los ponentes de las TED talks corrientes, que tienen un promedio de 124000 visualizaciones, usan de media 272 gestos con las manos durante los 18 minutos de la charla. En cambio, los de las TED talks virales, con un promedio de 7360000 visualizaciones, usan de media 465 gesticulaciones con las manos, lo que casi dobla la cifra del resto.

Esto es así porque los gestos de las manos son un indicador de confianza.

Se trata de una herencia de nuestros antepasados cavernícolas, quienes se fijaban en las manos de sus semejantes para saber si alguno de ellos tenía una arma. Un acto reflejo de supervivencia. Por eso nuestro cerebro busca de manera instintiva las manos de los demás.

Cuanto más gesticules con las manos, mayor confianza despertarás en tu audiencia.

3.- Varía el tono de tu voz

El estudio también puso al descubierto un aspecto importante en la voz de los ponentes: la variedad vocal.

Cuanta más variedad vocal del orador, mayor es el número de visualizaciones de la presentación.

Y en cuanto a las valoraciones de los participantes, se comprobó que aquellos que modulan mejor la voz y que enriquecen su presentación con una mayor variedad vocal ven aumentada la valoración de su carisma y su credibilidad.

En este sentido hay dos grandes recomendaciones a seguir: evita memorizar tus palabras o leer lo que vas a decir, ya que eso te empujará a usar siempre el mismo tono, y haz uso del Storytelling, ya que contando una historia acostumbramos a modular mucho más nuestra voz y llenarla de matices.

4.- Regala una sonrisa

Los estudios previos sobre la sonrisa han avalado la teoría de que los líderes  acostumbran a sonreír menos. El cliché de una persona inteligente acostumbra a estar asociado a la seriedad.

Sin embargo, Van Edwards encontró que cuanto más tiempo sonríen los ponentes, mayor es la valoración de su inteligencia. Aquellos que durante su charla sonrieron por lo menos 14 segundos fueron considerados como más inteligentes que aquellos que sonrieron menos tiempo. Con independencia de que el tema tratado fuera más o menos serio.

Ya vimos hace un tiempo que la sonrisa es la clave para un público contento y predispuesto a escucharnos atentamente, y ahora, con este estudio, vemos que también influye en que nos perciban como personas inteligentes.

5.- La primera impresión cuenta muchísimo

Una parte interesante del estudio fue que dividieron a los participantes en dos grupos. Mientras a unos les les pedía que visualizaran las diferentes TED completas, al otro grupo se les pidió que vieran sólamente un vídeo con 7 segundos de cada una. Puedes ver el vídeo aquí.

Igual que antes, a parte de este grupo se les pedía que viualizaran esos 7 segundos sin sonido. Puedes ver el vídeo sin sonido aquí.

Los resultados demostraron que no hay diferencias en las valoraciones de los ponentes entre ver las TED completas o hacerlo sólo durante 7 segundos. Y tampoco entre hacerlo con o sin sonido.

Eso es importantísimo, ya que significa que  los primeros 7 segundos de interacción con el público son cruciales para que éste se forme una primera impresión de nosotros.

Por lo tanto, el inicio de tu presentación es determinante.

Aunque lo más probable es que transcurridos los 7 primeros segundos de tu presentación todavía no hayas pronunciado ni una sola palabra. Así que no te centres sólo en trabajar la primera frase de tu discurso. Ten en cuenta también cómo vas a entrar al escenario y que vas a proyectar durante esos instantes iniciales. Tu entrada tiene que ser memorable.

¿Cómo trabajas estos aspectos en tus presentaciones? ¿Les das la importancia que se merecen? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *