3 recursos para ser un buen divulgador científico

Hablar sobre ciencia no es nada fácil. La complejidad de los conceptos científicos y un lenguaje demasiado técnico dificultan la comprensión.

Por desgracia, muchas de las personas que se dedican a divulgar la ciencia son un auténtico tostón que sólo unos pocos logran comprender (probablemente los mismos pocos que se trabajan en la misma disciplina).

Por eso, cada vez que encuentro a un científico capaz de explicar una idea de forma que sea fácil comprenderla, me llama la atención.

Tal es el caso de siguiente vídeo:

En el vídeo se puede observar la explosión provocada por el vertido de sal fundida sobre el agua de una pecera.

Si tenemos en cuenta que la explosión tiene lugar a una gran velocidad y que, a priori, juntar agua y sal no parece que tenga que ser tan peligroso como eso, se hace difícil entender qué es lo que sucede.

Sin embargo, el equipo que realizó el experimento, se propuso explicar qué es lo que ocurre en este otro vídeo.

Y hay que decir que logran hacernos comprender bastante bien este fenómeno. Para ello utilizan tres recursos que un buen divulgador científico debería tener muy en cuenta.

1.- Storytelling

No me refiero a contar batallitas durante la charla.

Fíjate que en el vídeo se narra la secuencia cronológica de las suposiciones, los experimentos y las conclusiones posteriores que los científicos han ido haciendo para intentar conseguir comprender por qué tiene lugar el fenómeno.

Dicho en otras palabras, nos cuentan la historia del experimento.

En lugar de explicar directamente el fenómeno, nos explican qué suposiciones han hecho, cómo las han verificado, y en base al resultado, qué información relevante han obtenido y cómo han diseñado el siguiente paso.

Eso nos ayuda a entender cada etapa del experimento y nos permite acompañarlos en el proceso deductivo, facilitando mucho la comprensión del mismo.

2.- Cámara lenta

La explosión tiene lugar a una velocidad altísima que no permite ver absolutamente nada de lo que ocurre.

Muchas explicaciones científicas se producen también a una altísima velocidad.

En el vídeo, se utiliza una cámara de alta velocidad para poder ralentizar la imagen de la explosión y observar cómo tiene lugar. Digamos que se adecúa la imagen a las posibilidades de aquellos que deben verlas.

Precisamente eso, ajustarse al nivel de conocimientos de la audiencia, es lo que puede marcar la diferencia entre conseguir que el público nos comprenda o se pierda durante nuestras explicaciones.

Y es que resulta muy fácil caer en la maldición del conocimiento. El que va a explicar un concepto científico lo domina a la perfección, y a veces cuesta entender y ser consciente de que no todos lo conocen tan bien y que, por lo tanto, hay que explicarlo bajando el nivel.

Adáptate a ellos no sólo en cuanto a la velocidad de tus explicaciones sino también en cuanto a la dificultad del lenguaje técnico utilizado.

3.- Demostración

Explicar de forma oral algo que ocurre en el vídeo pero no se puede ver es muy complicado.

Cada uno puede imaginarlo de un modo distinto, llevando a más de una interpretación (muchas de ellas erróneas).

Por eso el científico del vídeo utiliza un trozo de plastilina para representar cómo las pequeñas gotas de agua que se introducen dentro de una masa de sal fundida a elevada temperatura experimentan un calentamiento tan repentino que generan pequeñas explosiones de vapor.

Usar cualquier recurso que te permita convertir un concepto abstracto en algo que uno puede ver facilita muchísimo la comprensión.

¿Has utilizado alguna vez uno de estos recursos para hacer una presentación científica? ¿Quizás algún otro recurso? Gracias por dejar tu comentario.

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Comentarios

  1. Alguien dice

    Son buenos consejos, aunque sinceramente, de todos los divulgadores de YouTube, backyard scientist es de los peores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *