3 incongruencias que pueden echar a perder tu mensaje

El pasado lunes la Zona Euro se levantaba convulsa por el resultado del referéndum celebrado en Grecia. La incertidumbre se apoderaba de los mercados financieros y fue necesario que los políticos salieran al paso para dar discursos de tranquilidad.

Hasta aquí todo normal. Siempre ocurre lo mismo. Cuando hay problemas, no sólo en macroeconomía, se intenta que no cunda el pánico mediante mensajes tranquilizadores.

Lo que fue muy curioso y diría que hasta cómico es que, mientras que todos se esforzaban en decir que lo ocurrido en Grecia no afectaría al resto de países del euro, se pudo ver en la televisión y medios de comunicación como varios operarios desmontaban el logo gigante del euro de delante de la sede del Banco Central Europeo. Una imagen que, sin duda, no va en sintonía con el mensaje de solidez y estabilidad que se pretendía transmitir (aunque el motivo de tal acción nada tuviese que ver con ello).

desmontando el euro

Es demasiado frecuente encontrar presentaciones o vídeos en los que se da una cierta contradicción entre las palabras y el resto de elementos que, aunque algunos lo olvidan por completo, también comunican. Esas incongruencias pueden matar tu discurso.

Así que deberías tenerlas en cuenta para no cometer ese mismo error.

En el artículo de hoy te voy a hablar de 3 de ellas que detecte hace poco en un vídeo corporativo que una empresa me enseñó para presentarse.

 

1.- Incongruencia de banda sonora

La música tiene carácter propio. Hay música alegre, música triste, música intrépida, música relajante… hay música clásica, música moderna… Hay un montón de matices en las canciones que les confieren un significado muy distinto a cada una de ellas. Y eso hay que tenerlo en cuenta cuando quieras transmitir tu mensaje.

En el vídeo que me pasaron, se hablaba de modernidad al tiempo que de fondo sonaba una pieza clásica de Tchaikovsky.

Evidentemente se trataba de una obra de arte, pero totalmente fuera de lugar por la temática y el carácter que debía tener el mensaje. Eso sería como poner un rock’n roll como música de fondo del vídeo de un spa. Simplemente es incongruente el carácter de la música con el de lo que quieres transmitir (tranquilidad, en este último caso).

 

2.- Incongruencia en la voz

Del mismo modo, cada voz transmite cosas muy distintas. Una voz puede ser joven o de una persona mayor, una voz puede ser informal o ser solemne, y en cada una de esas elecciones, el significado que se le da al audio es muy distinta.

En el vídeo ya comentado, para hablar de modernidad, se utilizaba una voz madura y excesivamente solemne, lo cual reforzaba mucho más la idea de conservador y clásico que la de modernidad.

También cuando presentas debes intentar utilizar un registro de voz que se ajuste a lo que tienes que comunicar.

 

3.- Antónimos entre palabra e imagen

Esta incongruencia es seguramente la más habitual. Estamos hablando sobre una idea pero lo acompañamos de una imagen que proyecta todo lo contrario. Como en el ejemplo del Euro del que te hablé al principio.

No puedes hablar de futuro prometedor con una imagen de un avión aterrizando al fondo. Si el futuro es prometedor es porque se va a crecer en algún sentido. Y la imagen que le corresponde al crecimiento es el despegue, no el aterrizaje.

No puedes hablar de tecnología punta y de fondo mostrar la imagen de un panel de control en el que se ilumina una luz piloto en la que se lee Error. La tecnología punta se asocia con una tecnología que no falla.

Debes asegurarte que las imágenes elegidas comunican exactamente lo mismo que quieres transmitir con tus palabras. De lo contrario, el público experimentará es incongruencia, incluso de forma inconsciente, y eso afectará a su atención.

 

¿Se te ocurren otras incongruencias que has visto en vídeos o presentaciones? Gracias por dejar tu comentario.

 

En el próximo artículo mucho más. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte aquí y recibirás los próximos artículos en tu correo electrónico.

 

Entradas Relacionadas:

¿Te gusta el contenido?
Suscríbete a la Newsletter para no perderte ni un detalle

Y además, con la inscripción a la Newsletter, un curso online de presentaciones GRATIS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *